InicioCompañíasLas operacion...

Las operaciones corporativas se disparan en el inmobiliario

Las grandes compañías buscan consolidar su hegemonía, expandiendo su modelo de negocio a través de operaciones M&A.

operaciones corporativas m&a inmobiliario

Tras un 2020 marcado por meses de parálisis social y económica, 2021 comenzaba aún con perspectivas poco halagüeñas, debido al mantenimiento de la pandemia del Covid a nivel mundial.

Sin embargo, transcurrida ya más de la mitad del año, el ejercicio no parece tan negativo como 2020 e, incluso, ya ha superado las previsiones iniciales de inversión inmobiliaria.

Si esto ocurre con la venta directa de inmuebles, similar situación se vive en el terreno corporativo. Grandes fondos de inversión y compañías han aprovechado la coyuntura actual para llevar a cabo importantes compras corporativas, elevando el volumen de inversión inmobiliaria e iniciando el camino de la manida concentración del sector.

Concentración entre las promotoras

Después del último crack del ladrillo, el sector inmobiliario se quedó sin grandes referentes en el mercado de la vivienda. Sin embargo, la llegada de fondos de inversión y el regreso de la banca al sector permitió la puesta en marcha de decenas de compañías promotoras que aspiraban al liderazgo dejado por las extintas Martinsa Fadesa, Reyal Urbis o Astroc.

Así, surgieron una decena de promotoras residenciales que, tras crecer con compras de suelo, han comenzado su segunda fase de expansión con operaciones corporativas. La primera de ellas fue la adquisición por parte de Neinor Homes de su homóloga cotizada Quabit. Una operación entre dos cotizadas que sorprendió por su hermetismo en el sector pero que respondía a la necesidad de Neinor de crecer en varias líneas: por un lado, ampliando su cartera de suelo, también entrando en un nicho de negocio -la vivienda de gama media o asequible donde no estaba presente. Por último, adquiriendo una constructora.

Meses después, otra promotora cotizada llevó a cabo un movimiento similar. Aedas Homes, controlada por el fondo Castlelake, rubricó hace unas semanas la compra de Aúrea, la promotora de la constructora ACR.

Fuera del parqué son muchas las voces que señalan a Habitat o Vía Célere como candidatas a protagonizar operaciones corporativas. Ambas compañías, controladas por fondos de inversión (Bain Capital y Värde, respectivamente), han mostrado en algún momento su interés por salir a Bolsa, algo para lo que sería recomendable aumentar tamaño. Otra opción para los fondos accionistas es descartar una colocación bursátil, por el momento que vive el parqué español, y optar por otro tipo de transacción corporativa, ya siendo los compradores como los opados.

Por su parte, Pryconsa ha descartado una gran adquisición corporativa, aunque sí ha llevado a cabo una compra: la de la proptech Rento.

Socimis en crecimiento

La Socimi Colonial está en proceso de cerrar su opa sobre la francesa SFL, de la que ya tenía una participación mayoritaria. La operación permite a la española ampliar en 1.000 millones su portfolio en uno de los mercados de oficinas más importantes de Europa: París, con rentas mucho más elevadas que en España y con menos devaluaciones. Hasta el momento, controla el 94,1% de la sociedad, después de ejecutar el acuerdo con Predica Prévoyance Dialogue, filial de seguros personales de Crédit Agricole Assurances, para adquirir su participación.

Recientemente, el Reit belga Xior cerró la adquisición de primera Socimi española especializada en residencias de estudiantes Student Properties Spain (SPS). Xior, especializada en la misma tipología de activos, entró en España en 2019 con la intención de ampliar su cartera europea. Desde entonces, había cerrado varias adquisiciones en regiones como Madrid y Andalucía; ahora, de golpe, ha duplicado su portfolio.

Urbas ha reactivado en estos últimos meses las compras corporativas, tras años complicados. Así, compró a la constructora Joca por 35 millones. Entre los proyectos de la adquirida destacan plantas de tratamiento de agua, reformas de edificios emblemáticos como la sede del Banco de España, mantenimientos de carreteras y vías de alta capacidad, la construcción del primer tren metropolitano eléctrico en Bolivia o la operación y mantenimiento de redes de gas en Portugal.

En Europa

Las operaciones de concentración no es un fenómeno del mercado español. Así, desde hace semanas, está en marcha la fusión de los dos mayores arrendadores de viviendas de Europa y que, de llegar a buen puerto, será la mayor compra en Europa en lo que llevamos de 2021.

El grupo alemán Vonovia ha lanzado una oferta sobre su homóloga Deutsche Wohnen por 19.000 millones de euros; o lo que es lo mismo, pagar 53,03 euros en efectivo por cada acción de Deutsche Wohnen, incluido un dividendo. En total, sumarían, si finalmente se confirma, medio millón de viviendas.

La mayor operación hotelera del año

La mayor transacción hotelera de 2021 también fue a través de una operación corporativa. Brookfield adquirió la cadena hotelera Selenta, previo pago de 440 millones. El acuerdo incluía cuatro hoteles, propiedad de la cadena, que suman más de 2.200 habitaciones. Los activos son el hotel Sofia Barcelona, Expo Barcelona, Don Carlos Resort & Spa (Marbella) y Mare Nostrum Resort (Tenerife).

Si muchas compañías, no todas las las adquisiciones han llegado a buen puerto. La opa de Nyesa sobre IFFE Futura fue cancelada ambas partes. Esto se precipitó porque aseguraron que “no se está ante la coyuntura más idónea para aprovechar las sinergias inicialmente previstas”.

B-Exclusives

Latest news