InicioCompañíasVonovia compr...

Vonovia compra Deutsche Wohnen para crear el mayor ‘casero’ de vivienda de Europa

La operación dará lugar por ahora, a la mayor inmobiliaria europea en alquiler de vivienda, con medio millón de unidades en cartera.

La compañía Vonovia ha pactado la compra de Deutsche Wohnen por 19.000 millones de euros. Deutsche Wohnen gestiona 160.000 viviendas y locales comerciales en Berlín. En 2020 facturó 2.700 millones de euros, 1.200 millones en alquileres residenciales. Vonovia llevaba intentando esta fusión desde febrero de 2016.

Se trata de una operación que dará lugar por ahora, a la mayor inmobiliaria europea en alquiler de vivienda, con medio millón de viviendas en alquiler. Alemania, Austria y Dinamarca son los reyes del arrendamiento a particulares, mientras sus fondos dominan la inversión en este negocio. Para que nos hagamos una idea, en España, el mayor casero institucional, Blackstone, posee algo más de 15.000 casas. Y un 95% del parque está en manos de particulares.

Vonovia ofrecerá 53,03 euros en efectivo por cada acción de Deutsche Wohnen, incluido un dividendo. La oferta representa una prima de alrededor del 18% sobre el último cierre de las acciones de Deutsche Wohnen, el del pasado viernes. Según calcula Bloomberg, es la mayor compra en Europa en lo que llevamos de 2021 y supone la fusión de los dos mayores arrendadores de viviendas de Europa.

Condiciones

La transacción debería pasar estar lista a finales de agosto, informan las empresas, si Vonovia capta al menos el 50% de las acciones de Deutsche Wohnen, y las autoridades del cartel lo aprueban. La futura empresa se llamará Vonovia SE, y su sede permanecerá en Bochum, pero se gestionará desde Bochum y Berlín.

Además, hay un punto del acuerdo; es la opción que ambas empresas ofrecen al Estado federado de Berlín para comprar un número significativo de viviendas. Vonovia prevé una emisión de derechos de hasta 8.000 millones de euros. Ya en 2019, Deutsche Wohnen accedió a vender al Senado de Berlín un paquete de 6.000 viviendas con las que la administración berlinesa pretende paliar la carencia de vivienda social.

En esta línea, más operaciones como esta pueden rebajar la tensión política en torno al problema de la vivienda en Berlín, de manera que tanto los responsables de la administración pública como los accionistas salgan beneficiados. Es un problema similar al que padece el mercado de alquiler español, y que se está intentando solucionar con medidas regulatorias y fiscales. La mayoría de ciudades europeas posee una normativa que es más estricta para nuevos contratos de alquiler en el stock existente, mientras que se proporciona mayor flexibilidad para las viviendas de nueva construcción o rehabilitadas.

Además, las partes acordaron que no habrá despidos en relación con la transacción, al menos hasta el 1 de enero de 2024, aunque sí prevén un ahorro de coste superior a los cien millones de euros al año.

B-Exclusives

Latest news