InicioComercialLos inquilino...

Los inquilinos piden rebajas del 50% en sus rentas tras la reapertura de los centros comerciales

Los pequeños y medianos operadores piden a los dueños de centros comerciales compartir el impacto de coronavirus con una rebaja del 50% de las rentas hasta el primer trimestre de 2021.

C. Comercial Holea Huelva 2
Centro comercial Holea.

Transcurridas más de seis semanas desde el decreto de estado de alarma en España, los centros comerciales mantienen su actividad prácticamente en mínimos, registrando un descenso de afluencia y ventas inéditos hasta la fecha.

Para paliar esta situación, la mayoría de propietarios de estos establecimientos han pactado con sus inquilinos el aplazamiento en el pago de las rentas mientras dure el periodo de confinamiento, apoyándose en el real decreto que el Gobierno aprobó para aplicar una moratoria en el pago de los alquileres en aquellos negocios afectados por la crisis del Covid-19. Éste es el caso de los grandes tenedores de centros comerciales del país como Merlin Properties y Temprano Capital, mientras que Castellana Properties ha optado por condonar la renta de abril.

Sin embargo, los efectos de la pandemia del coronavirus parece claro que se mantendrán más tiempo en toda la sociedad y economía española y, por eso, los inquilinos de estos centros comerciales han decidido unirse para pedir medidas acordes a la nueva situación. “Hasta ahora se ha hablado sólo de un aplazamiento de las rentas durante el periodo de alarma, pero el problema es el día después, cuando los visitantes a los centros comerciales será la mitad, explica Jordi Ruiz de Vila, presidente del despacho de abogados Fieldfisher Jausas, que ha reunido a más de medio centenar de pequeños inquilinos de centros comerciales en la Plataforma de Afectados por el Covid-19 en centros comerciales (PAC).

“El real decreto establece que se debe negociar de buena fe pero aplazar las rentas no es repartir el riesgo, se trata de compartir el daño entre inquilino y propietario pagando un alquiler acorde a la nueva situación“, señala Ruiz de Vila.

Estos comerciantes piden compartir el impacto del Covid-19 va a registrar en sus negocios, que puede alcanzar un descenso del 50% de sus ventas en los próximos 12 meses. “Según un informe pericial que hemos encargado, los ingresos serán un 50% menores hasta el primer trimestre de 2021 y después del 30%”, alerta el presidente de Fieldfisher que representa a más de 50 operadores, la mitad de ellos vinculados al negocio de la restauración, uno de los más penalizados por la crisis del Covid-19. “Son los que menos fuerza tienen en esta situación ya que las grandes compañías de supermercados o moda pueden plantear otro tipo de negociaciones con los dueños de los centros comerciales”.

La plataforma se amparará en la claúsula rebus sic stantibus, reconocida por el Tribunal Supremo, que permite modular los contratos en casos excepcionales como es la situación generada por la pandemia del coronavirus, señala Ruiz de Vila. “Tenemos el trabajo jurídico muy avanzado para presentar la petición de cambio del contrato ante un juez pero antes estamos hablando con los propietarios de los centros comerciales para llegar a un acuerdo”, agrega.

B-Exclusives

Latest news