InicioResidencialLos 40.000 mi...

Los 40.000 millones ahorrados en pandemia: ¿irán a inversión en vivienda?

Expertos como Funcas y BBVA creen que la apuesta de los particulares por la vivienda frente a otros activos hará crecer la inversión inmobiliaria un 9,2% este año y un 15,2% el siguiente.

shutterstock 1678207075 1

La liberación del enorme ahorro retenido durante 2020, por combinación de las restricciones al consumo y la elevada incertidumbre, es una de las claves del ritmo de recuperación de la economía española.

Las últimas previsiones del Servicio de Estudios de BBVA cifran en un 5,5% el crecimiento de este año, con un repunte del 7% del PIB en 2022.

Así, el volumen embalsado asciende a 40.000 millones por motivos precautorios (un 3,5% del PIB), según estimaciones del Servicio de Estudios De BBVA.

Esa ‘liberación’ puede incrementar el consumo privado un 6,1% en 2021 y un 6,8% en 2022, explicaba Rafael Doménech, responsable de Análisis Económico de BBVA Research, en la presentación de informe Situación España del banco.

A mediados de 2020 la tasa de ahorro de las familias españolas había triplicado su nivel medio del 7% de los últimos diez años, pero los expertos del banco señalan que, desde el último trimestre de 2020, parte del ahorro se ha traducido en una elevación del consumo.

Inversión en vivienda

¿Pero, dónde irá ese ahorro? El banco cree que la inversión de los particulares en vivienda, combinada con el aumento del gasto público harán crecer la inversión un 9,2% este año y un 15,2% el siguiente.

Jorge Sicilia, director de BBVA Research y economista jefe de Grupo BBVA, apunta no obstante, que «aún existe una incertidumbre elevada sobre el destino que tendrán estos ahorros acumulados».

Desde la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) recuerdan que a partir de julio se inició una fase de recuperación en el mercado residencial que permitió corregir buena parte de la caída del primer semestre. El impulso se dio en parte por la demanda embalsada en los meses de mayores restricciones y al buen comportamiento de las preventas de las promotoras.

Así, la fundación insiste en que las señales positivas en la segunda mitad de año se produjeron en la actividad, los precios y el flujo de préstamos para la compra de vivienda, lo que califica como «un buen termómetro para valorar el pulso del sector».

Para el experto económico de BBVA, uno de los factores más positivos en términos de actividad económica ha sido la recuperación que se ha observado en los flujos de crédito a los hogares para compra de vivienda, en contraste con una caída del 32,8% en el acumulado de los créditos al consumo.

Así, «en el acumulado del año 2020 aumentaron un 0,9%, frente al mismo periodo de 2019, mientras que en los dos primeros meses de este año han avanzado un 14,4%».

Evolucion de compra de vivienda Bankia e INE
Fuente: Funcas, con datos de INE y Bankia

Radiografía de la propiedad inmobiliaria

El activo estrella desde luego es la vivienda, y sobre todo sigue siendo en propiedad. El estudio elaborado por el Observatorio del Ahorro Familiar de Fundación Mutualidad de la Abogacía y Fundación IE de IE University, destaca que el 76% de las familias españolas tiene en propiedad su residencia.

Así, el 32% de los hogares españoles con inversión inmobiliaria tiene pasivos hipotecarios financiando la misma. La vivienda habitual constituye el 60% de la riqueza inmobiliaria de los hogares en España.

El 40% restante está conformado por otros activos inmobiliario, como segundas residencias, locales, garajes, o fincas. Y casi la mitad, un 45% de las familias españolas, también tiene inversiones en activos inmobiliarios que no constituyen su residencia habitual.

El estudio analiza la composición del ahorro de los hogares en España con relación a los activos inmobiliarios, y en cinco países clave en la Unión Europea: Alemania, Bélgica, Francia, Italia y Portugal. El ránking europeo de hogares con mayor inversión inmobiliaria lo encabezan España y Portugal, donde alrededor de un 80% de familias tiene algún tipo de riqueza inmobiliaria, seguidos de Bélgica e Italia con un 72% y 71%.

A la cola del ránking, y con gran diferencia, se situarían Francia y Alemania, donde, respectivamente, solo el 62% y 50% de los hogares tiene algún tipo de inversión en el sector inmobiliario

Sin alternativas rentables

Uno de los argumentos de peso en este potencial incremento de la inversión reside en el comparativo de rentabilidades frente a otros productos. Funcas cuantifica el diferencial de la rentabilidad bruta del alquiler (3,7%) con la del bono con vencimiento a 10 años (0,3%), que a su juicio se encuentra en niveles máximos.

«Refleja que la presencia de una demanda especulativa en el mercado del alquiler es muy inferior a la del período 2006-2013, cuando la rentabilidad bruta del alquiler en España era inferior a la de los bonos soberanos», recuerda.

En esta línea, un informe del Mercado de Inversión en España de la consultora BNP Paribas RE señala que en el primer trimestre de 2021, el mercado residencial en alquiler ha sido el gran protagonista del mercado de inversión durante el primer trimestre del año, canalizando el 38% del capital invertido hasta el 1 de abril, con 705 millones de euros. Se trata básicamente de inversión privada e institucional, pero refleja el interés en el mercado de la vivienda español como dinamizador de la actividad económica.

Aún así, la compraventa de viviendas en España ha caído en 2020, con un descenso del 16,7% interanual hasta las 419.898 operaciones, debido al actual contexto sanitario y económico provocado por la pandemia del coronavirus, según los datos del Anuario de la Estadística Registral Inmobiliaria del Colegio de Registradores. Los niveles de 2019 superaron ligeramente el medio millón de casas vendidas, con 501.085 unidades.

Previsiones economicas de BBVA
Fuente: BBVA Research

La burbuja, lejos

Los bancos también alejan el temor a una nueva burbuja del sector. La inversión en vivienda supone en España un 5,4 % del PIB nominal, por debajo de la media de los últimos 25 años, que ascendió a un 7,2% del PIB, y del promedio de los países europeos (5,6%), según Funcas.

En este sentido, hay que recordar que los máximos históricos se alcanzaron en 2006, cuando la inversión en vivienda en España llegó a representar un 11,8% del PIB nominal, casi duplicando la media de la UEM (6,7%).

BBVA prevé además que los fondos europeos aportarán un punto al PIB en 2021 y tres puntos en 2022, y pueden reforzar la competitividad de las empresas exportadoras, junto al efecto de la vacunación en el sector turístico.

B-Exclusives

Latest news