InicioResidencialHome Boutique...

Home Boutique: “Hay una ventana de oportunidad para empresas como la nuestra”

La agencia inmobiliaria espera cerrar el año con un crecimiento en su volumen del negocio del 20% gracias a su negocio de alta gama.

Vivienda comercializada por Home Boutique
Vivienda comercializada por Home Boutique.

La compañía inmobiliaria Home Boutique, que también gestiona vivienda de tipo medio con otra división de la compañía, puso en marcha este negocio especializado en vivienda en alta gama hace un año.

Su fundador, Rafael Alamillo, es un experto en las transacciones de vivienda, forjado en el mundo de la franquicia, y en concreto de la firma norteamericana Remax. Con ella montó oficinas en España hasta la llegada de la crisis del 2008.

“La comercialización residencial antes de la gran crisis era un sector poco profesionalizado, a diferencia del mercado anglosajón, y el objetivo de nuestra empresa ha sido siempre y es el de actuar con esos parámetros de profesionalidad”, explica Rafael Alamillo.

Rafael Alamillo 1
Rafael Alamillo, CEO de Home Boutique.

Con este objetivo, han lanzado el servicio para vivienda prime o de lujo, enfocado en Madrid, por el momento. El directivo es un firme convencido del trabajo en exclusiva, con una cartera de pocas propiedades y ofreciendo un amplio abanico de servicios al cliente de alto poder adquisitivo.

La comercialización en exclusiva es una práctica poco habitual en España, que en estos tiempos de crisis parece además ir a contracorriente de la operativa del sector, que multiplica sus alianzas. “No todos los clientes quieren ver su propiedad en un portal inmobiliario y hay empresas que prefieren trabajar de forma muy personalizada, no trabajar a volumen”, precisa Alamillo.

“Los propietarios de viviendas de lujo demandan ese trato personalizado y ello nos especializa”. Con esa filosofía, en la firma no superan un rango de diez propiedades a la vez en gestión, en parte porque los tiempos de comercialización se dilatan más hasta que se cierra la venta. “En el caso de casas superiores al millón de euros pueden tardar hasta un año en venderse”, aclara Alamillo, que suele trabajar en distritos madrileños como Salamanca, Retiro o Conde Orgaz.

Crisis pandémica

¿Y cómo ve el mercado con el impacto del coronavirus y su repercusión en el sector? “Hay un momento de oportunidad. Aunque en cuestiones de venta se haya producido un impasse, se ha producido un antes y un después en en las formas de trabajo, acelerando la digitalización del marketing y las ventas“. La agencia inmobiliaria prevé cerrar el año con un crecimiento en su volumen de negocio del 20% y seguir creciendo el próximo año en facturación.

“Ello favorece -añade- a las agencias que ofrecemos un trato diferenciado y trabajamos en exclusiva”. Pero la prolongación de la crisis, en su opinión, va a provocar una criba en el sector.

Y con la crisis, también ha cambiado el perfil del cliente y la demanda. “El cliente internacional ha desaparecido, aunque los latinoamericanos, sobre todo mexicanos, siguen contactando para asegurar visitas en cuanto se levanten las restricciones”, precisa.

¿Y el nacional? Ha aumentado la demanda en un segmento concreto, el de las propiedades en un rango de 500.000 euros a un millón”. En este fenómeno, el directivo cree que tiene mucho que ver el deseo de adquirir activos con jardín, mayores espacios abiertos, o activos con terrazas, tras el confinamiento.

Como curiosidad, el CEO de Home Boutique explica que “ha vuelto a aparecer la práctica de la permuta, con la que los clientes ofrecen propiedades a la vez que compran; es una forma más de rentabilizar inversiones, rotando activos e incluso proponiendo intercambio de las mismas”.

B-Exclusives

Latest news