InicioResidencial¿Quién vive a...
BANNER SMART DIC. 650X250

¿Quién vive ahí? Greystar lanza su primer Be Casa con 847 viviendas de alojamiento flexible en Rivas

El fondo estrena la primera de sus tres "comunidades" en Madrid con unos precios entre 788 y 1.100 euros al mes con todo incluido: luz, agua, plaza de garaje, wifi y limpieza.

Rivas Patio Interior

Por empezar contestando la pregunta del titular (y con lo más fácil de contestar), podrían hacerlo más de 1.000 personas. Puesto que la denominada primera comunidad Be Casa que lanza Greystar en la Comunidad de Madrid cuenta con 847 apartamentos de uno o dos dormitorios (alrededor de medio millar son estudios) y ya hay registradas 114 reservas para entrar a vivir el próximo 12 de diciembre en un modelo residencial que sus impulsores denominan alojamiento en alquiler y flexible. Durante 2023 abrirán las puertas de otras dos Be Casa, en San Sebastián de los Reyes y Valdebebas, que elevarán a 2.500 plazas la oferta total de los tres activos.

Pero, ¿qué tipo de personas están interesadas en vivir en la zona conocida como Rivas Futura, a diez minutos andando del metro homónimo, y entre solares vacíos y centros comerciales de todo tipo a cambio de 788 euros al mes como mínimo? La lógica (y los anuncios publicitarios que explican el concepto) apunta a jóvenes trabajadores que se quieren emancipar o empleados de grandes empresas que deben pasar unos pocos meses en Madrid.

Sin embargo, en la lista de personas que ya han reservado su plaza hay, en primer lugar, un 80% de naturales de Rivas, entre los que destacan (en efecto) jóvenes profesionales, pero también divorciados en busca de un alojamiento temporal e incluso personas mayores que viven en el campo y a los que sus hijos residentes en la ciudad quieren tener más cerca ahora que aprieta el frío.

¿Y cuesta 788 euros al mes un apartamento de 30 metros cuadrados en una zona donde el precio medio del alquiler por metro cuadrado (según la plataforma de big data inmobiliario de Brainsre) ronda los 10 euros al mes? Greystar explica que, en neto, lo que paga un inquilino de sus apartamentos son unos 400 euros al mes. Porque en la tarifa base se incluye luz, agua, wifi, limpieza, acceso a gimnasio y piscina, plaza de aparcamiento… por no mencionar que no hay exigencia de requisitos de renta ni fianzas duplicadas ni más intermediarios, sólo un depósito de 800 euros inicial de garantía.

¿Y si es flexible por qué se habla en meses? Se puede alquilar por noches a cambio de unos 70 u 80 euros y Greystar reserva una planta a estancias más cortas, sea por días o semanas. Las ventajas del todo incluido empiezan a aplicarse a partir de los dos meses y, por arriba, no hay límite, si bien pueden aplicarse revisiones de precios a partir del año. A este respecto, puntualizan desde la empresa: ¿Quién no quiere asegurarse no pagar más por la luz durante un año?

Rivas Apartamento

¿Se puede vivir solo? Los 788 euros base son para un estudio con sofá del que sale una cama directamente desde la pared. Hay apartamentos más grandes, pensados para una pareja, por 956 euros, y también los hay de dos habitaciones (las camas son siempre de matrimonio) por 1.100 euros.

¿Y qué lo diferencia de un apartamento normal? Además de los precios y facilidad de registro, Be Casa Rivas ofrece áreas compartidas con espacio de co-working, gimnasios, club social, cafetería, lavandería, pet spa, espacios abiertos con jardín, piscina exterior y zona de barbacoa en la azotea. Todo ello, hasta las clases de yoga o aeróbicas, incluidas en el precio mensual.

Rivas Gimnasio

¿Cuánto le ha costado el proyecto a Greystar? La compañía compró de forma conjunta a King Street los tres futuros Be Casa el pasado mes de junio y ahora pretende sacarle partido a su papel de gestor para exprimir la creación de valor de principio a fin. Covadonga Sanz, director Asset Management de Greystar España, defiende la importancia de la gestión para mejorar el producto y por eso adquirieron en bloque los tres edificios.

¿Será rentable para el fondo internacional la operación en un entorno generalizado de incertidumbre? Juan Acosta, managing director de Greystar España, define la política de su compañía como anticíclica y cree en la apuesta por traer a España un modelo residencial que ya ha probado su éxito en otros países europeos. Entre esta afirmación y la apelación a la gestión, da la sensación de que Greystar no tiene prisa por deshacerse de sus tres Be Casa (más aún después de haber estado entre las empresas que ingresaron parte del sabroso pastel de 900 millones que supuso la venta de las residencias de estudiantes de Resa en verano).

¿Cuánto ha costado este nuevo complejo? Ignacio Pareja, CEO de Momentum Real Estate (que fue quien promovió el proyecto), cifró en una reciente entrevista en Idealista en 85 millones de euros la construcción y compra de suelo.

A todo esto, no hay que olvidar tampoco un detalle nada menor en esta operación desde su propio origen: Be Casa Rivas se construyó sobre suelo terciario, entre otras cosas, porque el Ayuntamiento de Rivas (cuya alcaldesa, Aída Castillejo -de Izquierda Unida-, ha estado en la puesta de largo de este 1 de diciembre), tiene paralizada cualquier nueva licencia para residencial desde hace tiempo. Igualmente, tiene licencia de apartamento/hotel, con lo que no se somete a las limitaciones de alquiler que, por ejemplo, se aplicarán durante 2023.

¿Habrá más Be Casa en España y más actividad de Greystar en otros formatos? Bastante tiene el fondo con estrenar las comunidades de San Sebastián de los Reyes y de Valdebebas en los próximos meses, algo más exigentes en sus cuotas para residentes. Eso sí, el concepto Be Casa sólo se refiere a este modelo de negocio. Si Greystar explora otras alternativas habrá que buscarle un nombre.

BANNER SMART DIC. 650X250

B-Exclusives

Latest news