Una ‘proptech’ quiere transformar la financiación con un software para conectar a promotores e inversores

La plataforma iCrowdhouse ha lanzado una herramienta para poner en contacto a inversores con promotores y constructores, que buscan financiación participativa para desarrollar sus proyectos.

La búsqueda de financiación para llevar a cabo un proyecto inmobiliario es para muchos actores del sector inmobiliario una ardua labor por la falta de contactos inversores, la dilatación de los plazos del proceso -lo que encarece el coste- o la dificultad de interacción entre los interlocutores, entre otros.

Una situación que ha coincidido con el auge de numerosas proptech, que han surgido con el objetivo de modernizar y mejorar los servicios que se ofrecen en el sector inmobiliario utilizando la tecnología. En este sentido, la pandemia del coronavirus ha puesto de manifiesto la necesidad de digitalizar aún más las actividades del sector, ante el riesgo de futuros rebrotes que obliguen de nuevo al confinamiento de la población.

La unión de estos hechos ha originado que iCrowdhouse, una plataforma de financiación participativa fundada en 2017, haya lanzado recientemente al mercado un nuevo Saas (Software as a Service), una herramienta para poner en contacto a inversores con originadores -promotores, constructores, arquitectos o agencias- que buscan financiación alternativa para desarrollar sus proyectos.

La nueva plataforma, que opera bajo el marco legal autorizado por la CNMV, permite cumplir con las regulaciones existentes y adaptar el modelo de negocio de los originadores a las mismas. En el 2018, iCrowdhouse captó más de 300 inversores y financió más de 12 proyectos con un volumen total de 6,3 millones de euros, fidelizando 10 originadores cualificados.

“Nuestra experiencia nos ha permitido comprobar que era necesaria una herramienta como ésta para democratizar la inversión acreditada en el sector inmobiliario“, ha explicado a Brainsre.news Pedro Arroyo, director general de iCrowdhouse.

Participación de la rentabilidad del proyecto

La herramienta adapta su solución tecnológica a las necesidades de cada uno de los actores que participan en una operación inmobiliaria. Desde la creación de un ecosistema digital que facilita la contratación de la financiación entre inversores y promotores hasta la digitalización de todos los procesos con los inversores así como la transmisión de información.

“A diferencia de otras plataformas, iCrowdhouse opera en Equity, por lo que el inversor compra participación de la sociedad y se convierte en un socio de la promotora, participa de la rentabilidad del proyecto conjuntamente con el resto de inversores, y eso significa que su aportación de capital no genera un coste financiero”, ha apuntado Arroyo.

Entre sus diferentes versiones, iCrowdhouse incorpora también un servicio especial para intermediarios financieros o brokers, con el objetivo de que los asesores financieros puedan seleccionar las promociones y ofrecerlas individualmente a su cartera de inversores.

Proyecto de más fácil acceso

En cuanto al tipo de proyectos tienen más fácil acceso a la financiación, el director general de la compañía ha asegurado que los proyectos con más apetito inversor son los que tienen un riesgo más controlado. Como “los proyectos con suelo adquirido y con licencia de obra, o al menos en la fase final de licencia. Esto significa que el promotor tiene una participación importante de la entidad legal del proyecto, ya que tiene el suelo”. Además, el hecho tener la licencia o cerca de conseguirla, permite minimizar el riesgo de rentabilidad del proyecto por una posible demora en plazos.

Asimismo, otro aspecto importante para iCrowdhouse es el nivel de la compañía. “Las promotoras de calidad hacen proyectos de calidad, por tanto, tendrán más facilidad de acceso a la financiación alternativa que ofrece iCrowdhouse a través de sus inversores”, ha aclarado Arroyo.

d="90374"]