InicioCompañíasMadrid y Barc...

Madrid y Barcelona mejoran su atractivo para expatriados al caer entre las ciudades más caras para vivir

Madrid y Barcelona ganan competitividad para atraer talento, al descender cinco y once puestos, respectivamente, en el ranking de las ciudades más caras del mundo para vivir de Mercer.

AZCA MADRID 1024x767 1

Según el último informe anual de Coste de Vida 2020 de la consultora Mercer, Madrid se sitúa ahora en el puesto 87, alzándose como la capital de los grandes cuatro países de la Unión Europea más barata para vivir, por delante de Berlín (82), Roma (65) y París (50), aunque por detrás de la vecina Lisboa (106) o de Atenas (138). Ellos les convierte en urbes más atractivas para los expatriados y en mejor posicionadas de cara a su competitividad respecto al resto de grandes ciudades.

En cuanto a Barcelona, este año está en el puesto 102, lo que supone que cuenta con unos precios más competitivos que otras grandes ciudades europeas que no son capitales como Milán (47), Munich (72), Frankfurt (76) y Dusseldorf (100).

No obstante, la ciudad Condal registra un coste de vida muy superior al de otras ciudades europeas: Hamburgo (106), Lyon (123), Stuttgart (130), Nuremberg (155), Leipzig (158), así como de otras muchas de Reino Unido: Birmingham (129), Aberdeen (134), Glasgow (141) o Belfast (149).

La ciudad del mundo más cara para que una empresa mande al extranjero sus trabajadores es Hong Kong. En el entorno europeo, Zurich (4), Berna (8), Ginebra (9) y Londres (19) continúan siendo las ciudades más caras, seguidas de Copenhague (25) y Dublín (46). En todo el mundo, Hong Kong repite como la urbe más cara, seguida de Ashgabat (Turkmenistán), Tokio, Zurich y Singapur.

Respecto a Estados Unidos, Nueva York se alza como la más cara, seguida de San Francisco y Los Ángeles, al mismo tiempo que en China, Shanghái, Pekín y Shenzhen se sitúan en lo alto de la tabla como las más caras.

Hacia la regionalización y coronavirus

Mercer explica que la necesidad de las empresas de acortar sus cadenas de suministro, la aceleración de la automatización en los procesos y la creciente tendencia a apostar por el desarrollo de mercados internos, en lugar de modelos puros de exportación, está provocando una tendencia hacia la regionalización de los procesos laborales y un mayor desarrollo de los centros de negocio locales.

Y es que esta consultora laboral reconoce que la pandemia ha cambiado la movilidad de los trabajadores de forma radical. La globalización de los recursos humanos, entendida como el desplazamiento de los empleados al extranjero tendrá que reformularse, de la misma manera que la internacionalización del comercio de bienes. 

En este contexto, las organizaciones multinacionales están revisando sus programas de movilidad y compensación para desplazar a sus expatriados. Así, la búsqueda por localizaciones más asequibles se dispara y las compañías ponen su atención en ciudades que, siendo centros de negocio, ofrezcan una buena calidad de vida y resulten más asequibles.

El estudio utiliza la ciudad de Nueva York como referencia y compara los movimientos de divisa de otras ciudades en comparación con el dólar estadounidense. La encuesta abarca a más de 500 ciudades de todo el mundo, incluyendo la edición de este año los datos de 209 ciudades de los cinco continentes, midiendo el coste comparativo de más de 200 artículos en cada ubicación, incluyendo la vivienda, el transporte, la comida, la ropa, los artículos para el hogar y el entretenimiento.

lya Bonic, jefe de estrategia de Mercer precisa que «en lugar de apostar por un resurgimiento dramático de la movilidad, las organizaciones deberían prepararse para la redistribución de sus fuerzas de trabajo móviles, liderando con empatía y entendiendo que no todos los expatriados estarán listos o dispuestos a ir al extranjero”.

B-Exclusives

Latest news

300x600px fellow