https://www.xxzza1.com
InicioNacionalLa Socimi Ibe...

La Socimi Ibervalles toca la campana en el BME Growth

ibervalles josefavalcarcel

La Socimi Ibervalles toca la campana en el Palacio de la Bolsa este miércoles 27 de julio. Aunque hace tiempo que se planteaba su salida a bolsa, la pandemia ha ido retrasando los planes iniciales de crecimiento de la compañía, que debuta dos años más tarde y habiendo profesionalizado su cartera de activos. La sociedad de inversión inmobiliaria, adherida al régimen de Socimi desde septiembre de 2020, cotizará en BME Growth con un valor inicial de 148 millones de euros, según informó el pasado viernes el BME.

Ibervalles recibió el visto bueno del Comité de Coordinación de Mercado e Incorporaciones, que considera que la compañía cumple los requisitos para cotizar en BME Growth, donde su código de negociación será ‘YIBV’. El asesor registrado de la empresa es Renta 4 Corporate, mientras que Renta 4 Banco actuará como proveedor de liquidez.

«Queremos ser una referencia en el mercado de oficinas prime y la cotización en BME Growth es un punto de inflexión para Ibervalles, que a partir de hoy debe demostrar al mercado y a los inversores su capacidad de generar rentabilidad en el largo plazo», ha comentado Enrique Isidro, presidente ejecutivo de Ibervalles SOCIMI, S.A.

¿Qué clase de activos manejan? Actualmente, su cartera está compuesta principalmente por activos ubicados en Madrid y Lisboa destinados a uso de oficinas. Con 13 activos en propiedad y una superficie bruta alquilable de 61.800 metros cuadrados, el valor bruto de su cartera inmobiliaria es de 210 millones de euros.

El modelo de negocio de Ibervalles consiste en adquirir activos value-added destinados al mercado de oficinas con potencial de revalorización en zonas de referencia de las dos capitales de la Península Ibérica. Tras la compra, invierten en reconfigurar y reacondicionar las instalaciones, dedicando especial atención a la sostenibilidad, la seguridad y el servicio al usuario, y adecúan los edificios a las demandas de mercado actuales para así maximizar su rentabilidad.

La pandemia, «ha acelerado las tendencias que ya estaban en el mercado, y si antes tener una zona de coworking para todos los inquilinos del edificio o terrazas acondicionadas era un extra de valor añadido, hoy son una condición necesaria para competir en un segmento de oficinas en el que la disponibilidad de este tipo de activos es cada vez más reducida», explica Javier Isidro, director general de Ibervalles, especialista en criterios ESG.

Javier Isidro analiza con Brainsre.news la trayectoria empresarial de Ibervalles y se remonta a la venta de Europac -el antiguo negocio familiar- en enero de 2019, una transacción que derivó en la posterior inversión de 300 millones en esta, la otra sociedad que la familia poseía de forma paralela. Ante tal escenario, «hay tres formas de invertir: o te compras una empresa que funciona, o creas una empresa de cero o mejoras algo que ya tengas», explica el directivo de Ibervalles. Su familia se decantó por la tercera.

«Ibervalles tiene sus años de historia, pero el chip de este punto que se fraguó el 27 de julio de 2021, en adelante, es muy diferente»; aunque su proyecto empresarial puede haberse denominado family office, de aquí en adelante va a convertirse en todo lo contrario, según apunta el directivo.

Con este cambio, quieren «ser totalmente neutros, tener capital de fuera, ser absolutamente transparentes» apunta Javier Isidro. El chip family office desaparece para dejar lugar a «una empresa que cotizará, que queremos que tenga liquidez, que sea transparente y equitativa entre todos sus socios, los que tiene y los que vendrán». Aunque gran parte del capital en la primera salida a bolsa va a ser de la family Isidro, el directivo explica que «nuestra intención es diluirnos».

Historia de Europac e Ibervalles

La familia Isidro comenzó sus andaduras en el mundo empresarial a finales de los años 60, cuando se convirtieron en promotores de fábricas de papel y cartón. Europac es un negocio familiar -constituido en 1995 y que cotiza desde 1998- que acaba convirtiéndose en una de las mayores empresas de fabricación de papel y cartón del sur de Europa. El primer hito llegaría cuando resultó adjudicatorio el proceso de privatización de la industria pública portuguesa de papel y cartón para embalaje, en el año 2000. Se trata de un contrato significó la adhesión de una fábrica de papel y cuatro cartoneras más a la cartera de activos de Europac, según informa El Periódico de España.

Con el paso de los años, Europac aumentaba su cartera y su crecimiento, así que los Isidro se plantearon invertir en materias prima clave para la fabricación de pasta de papel, concretamente, en gestión de residuos papeleros y en explotaciones forestales de pinos.

La gran noticia llega en 2018, cuando DS Smith, la competencia británica de Europac, lanza una oferta pública de adquisición amistosa de 16,8 euros por acción, valorando al negocio de los Isidro en 1.667 millones de euros. En enero de 2019, al cierre de la operación, Miles Roberts, group chiev executive de DS Smith, anunciaba en un vídeo publicada en la página web oficial de la compañía la unión con Europac. Incluyendo deuda, la transacción sobrepasaba los 2.000 millones de euros. Y al menos 300 de los millones recaudados irían directamente destinados al otro negocio familiar, el inmobiliario.

Reconversión de Ibervalles: profesionalización de la cartera inmobiliaria

En esta nueva etapa, Ibervalles ha dado un nuevo enfoque a su actividad empresarial: han retirado las propiedades que no eran inversiones para relegar al pasado el concepto de family office para constituirse en el formato Socimi, la fórmula legal de las sociedades de inversión en el sector inmobiliario.

slide1 castellana 220 ibervalles carterainmoviliaria socimi large min 1

Durante los últimos años, su cartera ha ido modulándose en esta línea: «El antiguo Ibervalles lo fuimos depurando, tenía una sociedad con muchas cosas y lo depuramos hasta dejar activos inmobiliarios. Todo lo demás -terrenos agrícolas, una finca de no-sé-qué, una bodega-, fuera. No tiene nada que ver con una Socimi, no tiene nada que ver con el mensaje que queremos lanzar y, sobre todo, nada que ver con ningún tipo de estrategia inmobiliaria, así que todo eso fuera», explica Javier Isidro.

La empresa ha ido preparando su salida a bolsa reorganizando y profesionalizando tanto su plantilla como su cartera, tal y como muestran sus últimas inversiones. En 2019, Ibervalles adquiere de edificio de oficinas de más de 10.500 metros cuadrados en zona prime en Lisboa (Portugal). En febrero de 2021, se crea un plan estratégico en base a nuevas tendencias de mercado, que es aprobado cinco meses más tarde. Es entonces cuando arranca el diseño de nuevo modelo de gestión para maximizar criterios ESG.

En agosto de 2021, la compañía adquirió un edificio de oficinas de más de 4.000 metros cuadrados a reposicionar en distrito MadBit de Madrid. Ya en 2022, Ibervalles se ha hecho con otras dos propiedades en Madrid: en enero, con un hotel de más de 10.000 metros cuadros con futuro proyecto de oficinas en el Paseo de la Castellana; en mayo, con dos locales de oficinas ubicados en Josefa Valcárcel 24 y Alcalá 506.

Se trata de inversiones enmarcadas en el Plan Estratégico 2022-2024, que aspira a consolidar una cartera de activos de 440 millones de euros, lo que supone invertir recursos propios por valor de 230 millones en el periodo.

B-Exclusivas

Últimas Noticias

Paid RRSS FotocasaPro academia formacion 24 generica