Azora entra en la inversión en sostenibilidad y toma el 33% de la empresa vasca ISFA

La gestora ve recorrido en las compañías que contribuyen a la descarbonización de activos reales y a la mitigación del cambio climático.

Finca La Copa en Logrosan Caceres ISFA Low

La inversión inmobiliaria hace tiempo que dejó de ser residencial, oficinas o logística. E incluso en los sectores tradicionales, la sostenibilidad se ha convertido en un factor clave a la hora de apostar por un activo. Con este desarrollo social y económico en mente, Azora ha tomado una participación del 33% de ISFA y abre de este modo su foco a otra línea de negocio nueva y muy distinta.

ISFA es una sociedad gestora de proyectos de inversión agrarios eficientes y sostenibles y la entrada de Azora se plasma a través de una ampliación de capital «que garantiza el plan de crecimiento de la compañía«, señalan desde la firma inmobiliaria.

Añaden que la inversión «se encuadra dentro de la estrategia de Azora en la búsqueda de oportunidades en sectores clave y abre una nueva vía de inversión en compañías que contribuyen a la descarbonización de activos reales y a la mitigación del cambio climático«.

ISFA es una sociedad española, con sede en Vitoria, que tiene como objetivo el desarrollo de explotaciones de almendros de alta densidad bajo el sistema de cultivo SES (Sustainable Efficient Sytem).

El modelo de negocio de ISFA consiste en la identificación de fincas adecuadas para este tipo de cultivo, la plantación de variedades optimizadas genéticamente, la instalación de sistemas de nutrición y riego de precisión que permitan una explotación eficiente e hidrosostenible, así como la operación mecanizada y digitalizada de las plantaciones.

El proyecto también incluye la instalación de una planta de transformación industrial en Extremadura que permitirá la valorización de los subproductos de la almendra, con lo que se conseguirá el objetivo de residuo cero.

El plan estratégico de ISFA consiste en desarrollar 10.000 hectáreas de almendros en la península Ibérica siguiendo los más estrictos criterios de sostenibilidad.

En los últimos cuatro años, la Compañía ha transformado cerca de 3.000 hectáreas, ha invertido más de 75 millones y tiene una cartera de fincas en desarrollo que supera las 6.000 hectáreas. El ebitda de ISFA previsto para 2022 asciende a ocho millones de euros.

Azora, que tradicionalmente ha diversificado su cartera de negocios en viviendas, hoteles, oficinas y energías renovables (y que recientemente triplicó su presencia en Estados Unidos en viviendas de alquiler), quiere aportar ahora toda su experiencia en los sectores Inmobiliario y Energía para complementar la amplia experiencia del equipo de ISFA en el sector agrario a la hora de realizar proyectos de explotación sostenible.

Concha Osácar, socia fundadora de Azora, confía en la capacidad de desarrollo de esta vía de negocio en los próximos años, y asegura: «Con la adquisición de esta importante participación en ISFA inauguramos un área de inversión en compañías que promueven la descarbonización. En Azora sentimos que la lucha contra el cambio climático es una responsabilidad que debemos de priorizar todos como sociedad, por eso realizamos esta apuesta estratégica. Estamos convencidos que este sector es clave y tendrá un gran desarrollo en los próximos años».

Santiago Olivares, socio responsable de las inversiones en energía, infraestructuras y sostenibilidad de Azora, señala: «Azora, que tiene dilatada experiencia en el sector inmobiliario y el de las energías renovables, amplía con esta adquisición el horizonte de sus inversiones a las compañías cuya actividad se centre en aportar soluciones climáticas y sostenibles, especialmente en el sector inmobiliario. Para Azora es una gran satisfacción abrir esta vía de inversión entrando en ISFA, una compañía puntera en el sector agrario que viene a revolucionar el cultivo de la almendra en la península ibérica».

Asier Ugaldea, socio fundador de ISFA, resalta: «ISFA celebra la incorporación de Azora, compañía líder comprometida con la descarbonización y mitigación del cambio climático, como socio estratégico para acelerar su plan de crecimiento, con el objetivo de convertirse en el productor de almendra líder europeo con un modelo basado en la sostenibilidad y una apuesta decidida por la digitalización de los procesos agrarios».

B-Exclusives

Latest news

300x600px fellow