InicioOficinasInmo Criteria...

Inmo Criteria (InmoCaixa) adquiere la sede histórica de CaixaBank por 239 millones

Se trata de un importe récord en el segmento oficinas de Madrid, que equivale a pagar casi 13.000 euros por metro cuadrado.

Sede corporativa de CaixaBank en Barcelona

CaixaBank vende su histórica sede en el número 51 del paseo de La Castellana. La entidad bancaria se desprende de uno de sus activos más icónicos, que ha sido adquirido por su filial inmobiliaria, Inmo Criteria (conocida comercialmente como InmoCaixa), por 238,5 millones de euros.

Desde que CaixaBank puso a la venta el inmueble a primeros de abril, han sido varias las firmas interesadas en tal adquisición. Más de medio centenar de inmobiliarias, fondos y otros vehículos de inversión han demostrado interés por captar este activo en los últimos meses. Según lo anunciado el pasado viernes por la CNMV, finalmente la ganadora del proceso de venta ha sido la propia filial del grupo. El informe, necesario al tratarse de una operación vinculada a una empresa del grupo, detalla que Inmo Criteria resultaba ser la opción que mayores garantías de preservación de la marca y de mayores intereses para el banco podía aportar.

La filial ofreció, además, la mayor suma económica por el número 51 de La Castellana, aunque la comisión de auditoría lo justifica a la vista de las aproximadamente 15 ofertas presentadas, según informaron la semana pasada fuentes de mercado. No es de extrañar que la ubicación del edificio, en pleno distrito financiero de la capital española, logre llamar la atención de grandes inversores internacionales como el fondo soberano de Singapur (GIC), JP Morgan, CBRE GI o nacionales como la inmobiliaria GMP.

El importe final supone un importe récord en el segmento oficinas de Madrid, ya que equivale a pagar casi 13.000 euros por metro cuadrado. Concretamente, el precio ha sido 12.778 euros por metro cuadrado para un inmueble de más de 18.700 metros cuadrados. Para CaixaBank se traduce en un impacto neto de 69 millones en sus resultados, al cierre del proceso. La operación ha contado con el asesoramiento de la consultora CBRE.

Criteria, el holding inversor de Fundación La Caixa, ocupa la segunda planta del edificio en su compromiso de mantener el contrato de arrendamiento que actualmente mantiene, una de las condiciones del cierre de la operación. Quienes sí evacuarán el edificio serán los actuales inquilinos, según lo previsto lo harían en lo que queda de año.

Tras absorber Bankia, Caixabank detectaba un «exceso de capacidad» en la capital. Sus empleados, de hechos, ya se han ido mudando a las Torres Kio, la última sede de la antigua Caja Madrid, después convertida en Bankia. En esta decisión también ha influido la buena gestión de este activo inmobiliario. En este contexto, la sucursal del bajo que pertenece a CaixaBank podía haberse visto tambaleada de haber sido otra firma la compradora del inmueble. Aunque la propiedad ha cambiado, el logo de la entidad bancaria seguirá expuesto en la histórica sede.

B-Exclusives

Latest news

300x600px fellow