InicioNPL & REOEl stock de p...
650x250 copia 4

El stock de préstamos dudosos español supone una quinta parte del mercado total europeo

Los NPL en España disminuyen un 5% desde los 83.300 millones de euros registrados en el segundo trimestre de 2021 y también se reducen en lo que va de 2022.

vivienda cataluna

¿Cómo afronta el mercado de los préstamos dudosos (NPL) la antesala de la próxima crisis económica? Con España como el segundo país con mayor volumen, sólo superado por Francia en cifras brutas, y sumando el 21% del total continental.

Prime Yield, firma especializada en la valoración de activos y préstamos inmobiliarios para fondos de inversión y entidades bancarias integrada en Gloval –grupo español de servicios integrales de valoración, ingeniería y consultoría inmobiliaria–, ha publicado una nueva edición de su informe sobre el mercado de préstamos dudosos en el que se analiza la evolución de este mercado y las previsiones para los próximos meses.

En España, la actividad del mercado de NPL volvió a crecer con un volumen 25% por encima de 2021, aunque la expansión no fue tan fuerte como se preveía inicialmente y no reposiciona el mercado a los niveles anteriores a la crisis.

Los diferentes vencimientos del mercado y el hecho de que no hayan surgido nuevas oleadas del diferencial entre los precios de oferta y demanda explican la revisión a la baja de las expectativas en los volúmenes de transacciones de NPL para 2022.

El informe indica que, en el primer semestre del año, el stock de préstamos dudosos en España sumaba 78.900 millones de euros, un 21% del total del mercado NPL europeo. Esta cifra es mayor que en marzo de 2020 prepandemia: 77.500 millones de euros. 

En términos anuales, los NPL en España han evolucionado positivamente, disminuyendo un 5% desde los 83.300 millones de euros registrados en el segundo trimestre de 2021. Asimismo, en lo que va de año la tendencia también es de descenso, con una disminución trimestral del 3% respecto a los 81.400 millones de euros registrados en el primer trimestre de 2022.

De este modo, nuestro país se coloca en términos de stock de créditos morosos en segundo puesto europeo, solo por detrás de Francia que cuenta con un stock de créditos morosos por valor de 109.700 millones de euros, según datos de la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

Entrando en detalle, la morosidad de los hogares representa la mayor parte de la cartera de NPL del país, ascendiendo a 43.700 millones de euros en el segundo trimestre, el equivalente al 55% de la morosidad agregada, y de los cuales 22.900 millones de euros proceden de las hipotecas.

En general, el stock de morosidad de los hogares ha ido disminuyendo en los últimos 12 meses, con un descenso anual del 3% en comparación con a los 44.900 millones de euros registrados a finales del segundo trimestre de 2021 y retrocediendo un 2% en comparación con respecto a los 44.800 millones de euros del primer trimestre del año.

En cuanto a las empresas no financieras (NFC) el stock de créditos dudosos representa el 44% de la morosidad agregada, sumando un stock de morosidad de 34.600 millones de euros en el segundo trimestre de 2022, de los cuales 34.600 millones de euros corresponden a impagos de pequeñas y medianas empresas (PYMES) y otros 9.900 millones de euros proceden de préstamos concedidos a empresas inmobiliarias (CRE).

Y con un descenso interanual del 8% respecto a los 37.700 millones de euros en el segundo trimestre de 2021, los NPL de las entidades financieras no bancarias también han retrocedido en términos trimestrales un 4% respecto a los 35.900 millones de euros del primer trimestre de 2021.

Asimismo, en junio de 2022, la ratio de NPL de España se situó en el 2,8%, alcanzando su mínimo desde el máximo del 6,0% de junio de 2016, aunque sigue siendo superior a la media europea (1,8%). Es importante señalar que los años pandémicos de 2020 y 2021 interrumpieron el ciclo descendente iniciado desde el máximo.

En los últimos 12 meses, sin embargo, la tendencia general fue de descenso, con la tasa de morosidad disminuyendo 0,3 puntos porcentuales frente al 3,1% registrado en el 2T 2021. En términos trimestrales, en el segundo trimestre se produjo un descenso de 0,2 puntos porcentuales frente al 3,0% registrado en el primer trimestre de 2022.

Deals potenciales en el mercado de NPL en España

En el ámbito transaccional, las previsiones de Prime Yield apuntan a que se espera que factores combinados reduzcan la capacidad económica tanto de los hogares como de las empresas para cumplir con los pagos de los préstamos, y, por lo tanto, aumente el stock de deudas incobrables en toda Europa

Se espera que emerja la morosidad ya en la segunda mitad del año, pero el efecto «a gran escala» no debería aparecer hasta finales de 2023 y 2024. En una primera etapa la ola de nueva morosidad que llegue al sistema financiero europeo debería ser más fuerte en el segmento de las empresas no financieras (NFC), especialmente en las pymes.

La segunda etapa de la ola de morosidad debería provenir del segmento de los hogares, y concretamente de los generados en las hipotecas, ya que los tipos de interés crecen rápidamente y los precios de la vivienda siguen aumentando.

España se prepara para un posible aumento de NPL a medio plazo aprovechando la abundante liquidez en el mercado y el capital levantado por los fondos distressed en los últimos dos años. Sumado a que, con el país siguiendo en el punto de mira de los inversores en este tipo de activos, los bancos españoles han acelerado la venta de carteras a lo largo de 2022.

Finalmente, se estima que para finales de año se podrán completar cerca de 40 operaciones de venta de de NPL en España, con un volumen de ventas global de 15.000 millones de euros. Un resultado que, de confirmarse, supone un crecimiento anual del 25% respecto a los 12.000 mil millones de euros reportados en 2021.

Según Nelson Rêgo, managing director de Prime Yield y responsable de desarrollo de negocio de Gloval en el área de servicios de valoración y consultoría inmobiliaria para fondos de inversión, «por ahora, en 2022, la actividad en Europa debería mantener el ritmo de 2021, ya que no sólo no se materializó la oleada anticipada de deudas incobrables debido a la pandemia, sino que los bancos en general continuaron con sus estrategias de desapalancamiento a buen ritmo».

650x250 copia 4

B-Exclusives

Latest news

Mesa de trabajo 1 copia 3