InicioHotelesEl sector hot...

El sector hotelero español no recuperará los niveles pre-crisis hasta 2022

La consultora CBRE prevé que los mercados más expuestos a la demanda nacional, como la zona mediterránea se recuperarán antes, mientras que Baleares y Canarias, con más turismo internacional, tardarán más.

hotel Iberostar Costa del Sol Estepona Mazabi 1024x576 1

La recuperación del mercado hotelero español tras la pandemia del Covid-19 comenzará el próximo año y se podrían alcanzar los niveles anteriores a la crisis a lo largo de 2022, según se desprende del informe Spanish Market Outlook Covid-19, elaborado por la consultora inmobiliaria CBRE.

En este sentido, el sector hotelero podría experimentar un fuerte repunte de la demanda en 2021, que se irá recuperando en tres fases distintas: primero la demanda interna, luego la demanda a corto plazo y, por último, la demanda a largo plazo.

“Prevemos que la recuperación del sector comenzará en 2021 y tendrá un papel importante la demanda interna y el reposicionamiento de la marca España. Aquellos destinos con más exposición a la demanda internacional van a tener que hacer un esfuerzo importante vía ofertas en precio por captar esa demanda doméstica, que será la primera en recuperarse”, explica Jorge Ruiz, director nacional de CBRE Hoteles.

“Además, según hemos observado en otras crisis, el turismo de ocio o vacacional es más defensivo y tiene capacidad para recuperarse antes que el turismo de negocios o de congresos, que consideramos que se va a ver especialmente afectado por las restricciones de viajes internacionales, por la contención de los gastos de las empresas y por la influencia que va a tener el teletrabajo”, agrega.

Por zonas, los mercados con mayor exposición a la demanda doméstica -con más de un 60% de turistas nacionales-, serán donde se note la reactivación primero. En esta lista, figuraría la Costa de Valencia y Castellón; la costa de Almería y Costa Cálida; Costa Tropical; Costa de la Luz (Huelva y Cádiz) y la costa vasca.

En el otro extremo, Costa Brava, las Islas Baleares, las Islas Canarias y Costa de Sol, que reciben menos de un 35% de turistas nacionales, serían los más afectados por la crisis del Covid-19 y donde tardaría más en llegar la reactivación. “Uno de los factores que caracteriza al turismo español es la diversificación de la demanda, con más de un 65% de pernoctaciones internacionales. En este contexto, la demanda internacional se va a ver más afectada por la crisis del Covid-19 y tardará más en recuperarse por las restricciones de viajes y el cambio en las rutas. Destinos urbanos como Barcelona y Palma de Mallorca registran casi un 90% de pernoctaciones de turistas internacionales, y en Madrid, Málaga o Sevilla rondan el 60%. Entre los vacacionales, Mallorca (94%), Fuerteventura (92%), Ibiza (89%) o Lanzarote (89%) tienen también una gran dependencia del turismo internacional”, señala CBRE en su informe.

Por mercados, el 40% de la demanda internacional que recibe España procede de Estados Unidos y de cuatro países europeos: Reino Unido, Francia, Italia y Alemania.

Por ejemplo, a Mallorca viajan un 42% de alemanes y un 23% de ingleses; en el caso de Fuerteventura, el 49% de los turistas son alemanes y el 23% ingleses, y en Ibiza el 14% de los viajeros son alemanes y el 47% ingleses.

Los destinos urbanos como Barcelona y Madrid reciben en ambos casos un 12% de turistas procedentes de Estados Unidos y un 10% y 7% de turistas ingleses respectivamente.

“En conjunto, se prevé que los destinos compitan en precio por atraer la demanda nacional, lo que se traducirá en bajadas de precios”, señalan desde la consultora que también augura que los viajes por trabajo se limiten y que los grandes eventos, que atraen un gran número de viajeros, no se celebren este año y reduzcan a futuro el aforo permitido.

B-Exclusives

Latest news