test
InicioHotelesEl Supremo ac...

El Supremo acuerda demoler el hotel y las viviendas de Isla de Valdecañas

El Tribunal Supremo ha dado la razón a Ecologistas en Acción y ha ordenado demoler el complejo turístico Isla de Valdecañas, en Extremadura.

El Supremo acuerda demoler el hotel y las viviendas de Isla de Valdecañas

El Tribunal Supremo ha acordado la demolición del hotel y las viviendas construidas en el complejo turístico Isla de Valdecañas, en la provincia de Cáceres (Extremadura), según ha informado este martes.

Esta isla privada de lujo cuenta con una extensión de 133 hectáreas y está rodeada por el pantano de Valdecañas. En su día, la comercializaron Beltrán Gómez-Acebo y Jaime López-Ibor y contemplaba la construcción de varios hoteles, una campo de golf y más de 500 viviendas de lujo.

De los dos hoteles proyectados, de 150 habitaciones, uno está terminado y en funcionamiento, mientras que el otro se encuentra con parte de la estructura ejecutada si bien la construcción está paralizada. En cuanto a las viviendas, se han terminado 185 villas frente al total de 565 residencias que se pensaban construir.

Ahora, el Supremo ha estimado el recurso de casación interpuesto por Ecologistas en Acción contra el auto que dictó el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura «en ejecución de las sentencias que declararon nulo el Decreto 55/2007 de la Junta extremeña por el que se aprobaba definitivamente el Proyecto de Interés Regional promovido por Marina Isla de Valdecañas«.

Dicho auto, de hace aproximadamente año y medio, acordaba la conservación del hotel, las viviendas, el campo de golf y las instalaciones que estaban construidas y en funcionamiento.

Hoy, el Tribunal Supremo ha anulado este extremo y ha acordado que deberán ser demolidas como el resto de las obras e instalaciones cuya demolición determinaba el propio auto de ejecución.

Sentencia del TSJ de Extremadura

A mediados de 2020, el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura acordó la demolición parcial del complejo urbanístico, aunque permitió mantener lo que ya estaba construido.

Concretamente, dijo que tenía que ser demolido «todo lo que se encuentra en fase de estructura o no está terminado y en funcionamiento». Además, señaló que tenían que ser demolidas «las viviendas terminadas que sirven de oficina de la promotora y el piso piloto».

B-Exclusivas

Últimas Noticias

300x600 1 1