InicioMercadoEl sector inm...

El sector inmobiliario cambia de modelo productivo para hacer frente a una demanda de vivienda “histórica”

"El modelo tradicional de la edificación está agotado, no es capaz de satisfacer la demanda", asegura David Martínez, CEO de Aedas y presidente de Rebuild.

El sector inmobiliario cambia de modelo productivo para hacer frente a una demanda de vivienda "histórica"

Administraciones públicas y empresas privadas han hecho frente común en torno a los nuevos procesos de construcción, la vivienda industrializada. Este tipo de edificación supone, según David Martínez, CEO de Aedas Homes, “un cambio del modelo de negocio, de un negocio artesanal a uno industrial”.

El consejero delegado de la cotizada es también presidente de Rebuild, el encuentro inmobiliario que se celebra estos días en Madrid en torno a la innovación en el sector. En este marco, Martínez asegura que este tipo de construcción es una evolución natural de la demanda: “La demanda actual está más cualificada y exigente que nunca. El modelo tradicional de la edificación está agotado, no es capaz de satisfacer la demanda. Estamos en los albores de un cambio de modelo productivo”.

La vivienda industrializada, una solución a la vivienda pública

En este punto es donde entran en juego las administraciones públicas. Gobierno, comunidades autónomas y ayuntamientos han visto en este modelo de edificación una solución sencilla y rápida para dar respuesta al bajo parque de vivienda pública en alquiler existente.

Junto al fomento de la construcción asequible, desde las diferentes administraciones abogan por otras fórmulas que mejoren el acceso a la vivienda, como es la rehabilitación y la colaboración público-privada. “En España, no se ha rehabilitado al mismo promedio que en otros países de la UE, vamos a cambiar el modelo productivo”, aseguró Francisco David Lucas Parrón, secretario general de Agenda Urbana y Vivienda, durante el evento.

El representante del Ministerio de Transportes desveló alguna de las claves del plan que realizará el Gobierno de España en materia de vivienda: “El año que viene se pondrá en marcha el Plan Estatal de Vivienda 2022-2025 para los más vulnerables económicos y aquellos que no tienen vivienda. 1,3 millones de viviendas necesitan de rehabilitación para alcanzar la eficiencia energética”.

La consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura del Gobierno regional, Paloma Martín, analiza la buena marcha del Plan Vive Madrid, que quiere favorecer el acceso a la vivienda en régimen de arrendamiento: “Antes de que finalice el año comenzará la construcción de las 5.000 primeras viviendas repartidas en diez municipios de la región, lo que generará una inversión de 700 millones de euros; y gracias a la colaboración público-privada y una economía fuerte y competitiva, la Comunidad de Madrid seguirá siendo un polo de atracción de inversión inmobiliaria”.

Por su parte, Mariano Fuentes, delegado del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano en el Ayuntamiento de Madrid, apuesta por sentar las bases de esta colaboración público-privada: “La colaboración publico-privada no solo se predica, se practica”. El concejal madrileño remarca que en su Ayuntamiento se han centrado en atajar este problema. Además, dio la voz de alarma sobre que, en 2030, el 30% de los profesionales en oficios de la construcción se jubilarán. Para ello, será necesario atraer talento y la construcción industrializada puede servir de escaparate para los más jóvenes, añade.

Construcción industrializada y ‘build to rent’

Actualmente, la tendencia en el sector inmobiliario, especialmente en proyectos financiados por fondos de inversión, se centra en productos ‘build to rent‘. Este tipo de vivienda integra nuevos conceptos de diseño, usabilidad y modelos de rentabilidad para el propietario que se satisfacen con la construcción industrializada.

En este sentido, Majda Labied, ‘managing director’ de Real Estate de Kronos, ha dicho que “la estandarización nos está ayudando a recortar tiempos. Podemos replicar tanto viviendas como espacios”. “Además de la estandarización, otro pilar fundamental es la tecnología. Está todo guardado a nivel digital, lo que facilita la operativa y ahorra tiempos”, ha apuntado.

Francisco Javier Pérez, consejero delegado de Culmia, ha afirmado que la construcción industrializada garantiza que las viviendas se entreguen “tres o seis meses antes” que con la construcción tradicional. Esto, según José Ignacio Morales, CEO de Vía Célere, es “clave para los inversores”, ya que se pueden “cobrar las rentas antes”. “La construcción industrializada lo que te permite es el lujo de conseguir muchos más ingresos aparte del propio alquiler (acuerdos con operadores, por ejemplo), además de reducir costes”, ha añadido Morales.

Por su parte, Roberto Campos, director general de Avintia Inmobiliaria, ha señalado que su compañía no se plantea “promover build to rent fuera del mercado industrializado”.

El sector inmobiliario, un mercado al alza

Todos los participantes en la inauguración de la cuarta feria están de acuerdo en el buen momento que vive el Real Estate español. “Hay una demanda en el sector inmobiliario, la rehabilitación y la obra nueva y se mantendrán de manera sostenida o crecerá a corto plazo. La tasa de ahorros está en máximos históricos y una parte de estos fondos se está canalizando a la inversión en vivienda; los tipos de interés están en mínimos, lo que facilita la inversión; y la inflación empieza, y los activos inmobiliarios serán de nuevo un activo refugio“, apunta David Martínez.

El secretario general de Agenda Urbana y Vivienda resaltó que, a pesar de las dificultades, el sector inmobiliario “está en unas condiciones mejores a las de otros sectores”. Además, denunció que el parque de vivienda español tiene serias carencias, circunstancia que ha impedido que “no todo el mundo haya podido pasar la Covid-19 en las mismas condiciones”.

Por el momento, la producción de viviendas industrializadas en España no supera las 1.000 unidades al año, lo que representa menos del 1% del total. En los países nórdicos, como Suecia, esta cifra alcanza el 50%. Otros de la Unión Europea, como Alemania y Reino Unido, están el 9% y 7%, respectivamente. “Vamos a aumentar significativamente ese porcentaje”, subraya el CEO de Aedas.

El siguiente reto será la vivienda en altura. “El sector tiene ya craqueada la vivienda industrializada unifamiliar, pero estamos empezando a poner en marcha iniciativas de vivienda industrializada en altura. El universo de oportunidades es muchísimo más grande, los plazos se van a reducir y la calidad va a mejorar”, concluye.

B-Exclusives

Latest news