InicioHotelesBarceló estud...

Barceló estudia compras de hoteles con socios financieros y posibles fusiones

Ha asegurado que reposicionará su cartera hotelera e impulsará un 'potente' plan de aperturas en 2021 en España y el exterior.

hotel barcelo Formentor Mallorca futuro Four seasons fuente barcelo 1024x683 1
La cadena vendiò el mítico hotel Formentor el pasado año.

La cadena hotelera Barceló está mirando tanto activos individuales como portfolios, compañías, para adquirir, con la ayuda de un inversor financiero. La cadena, gue fue noticia a finales del pasado año por errar la venta del hotel Formentor de Mallorca al fondo de inversión Emin Capital, tras materializarse la opción de compra pactada en 2019.

Así lo asegura su consejero delegado para EMEA, Raúl González, quien tampoco descarta una fusión u operación corporativa. «Es más difícil que ocurra, pero si tiene sentido estamos abiertos porque creemos en la consolidación y en hacer un grupo más sólido en el largo plazo», ha señalado el directivo durante la presentación de los resultados anuales de la empresa mallorquina.

Caída de ingresos

La cadena hotelera prevé una caída de los ingresos de entre el 50% y el 60% en 2021 con respecto a 2019. En esta línea, ha asegurado que reposicionará su cartera hotelera e impulsará un ‘potente’ plan de aperturas en 2021 en España y en los mercados internacionales.

Barceló Hotel Group tuvo unas pérdidas de 137 millones de euros en 2020, los peores resultados de su historia. La parálisis del turismo por la crisis sanitaria se llevaron por delante las aspiraciones del grupo hotelero, que esperaba a principios de 2020 un récord de beneficios de 200 millones de euros. Así, además de las pérdidas, las ventas cayeron un 60%, hasta los 946,2 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (ebitda) fue de -49,6 millones de euros.

Endeudamiento razonable

Para afrontar esta etapa expansiva, Barceló cuenta, según el ejecutivo, con una posición financiera solvente, con una deuda de poco más de 300 millones de euros que representa menos de una vez el resultado bruto de explotación (ebitda) de la compañía en un ejercicio normal sin pandemia.

«No reducimos más la deuda porque estamos con la idea de mejorar la situación de la compañía a medio y largo plazo», ha subrayado. De igual modo, la firma tiene «capacidad de obtención de cash a través de líneas de crédito por más de 1.000 millones de euros».

Para 2021, Barceló ha establecido tres escenarios posibles: optimista, moderado y pesimista. En función de la evolución del mercado, y teniendo en cuenta que por ahora la caída de ingresos se mantiene en el entorno del 85% en este arranque del año, la compañía estima que al cierre del ejercicio la contracción de la cifra de negocio se situará aún entre el 50% y el 60% con respecto a los niveles de 2019. La hotelera da por perdida la Semana Santa en España y la primavera y espera que la reactivación se produzca durante el verano.

«El tema está en si tendremos medio verano o un cuarto de verano; no tendremos verano completo, pero sí algo de verano», proyecta González, quien confía en que la vacunación se acelere y propicie la mejora de las tasas de ocupación.

La recuperación de los ingresos la dilata hasta 2024, toda vez que aún habrá que restituir las tarifas prepandemia, «y eso tiene un decalaje temporal». Barceló descarta aplicar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

B-Exclusives

Latest news