https://www.xxzza1.com
InicioEncuentrosLa industrial...

La industrialización como la solución ante la falta de mano de obra

Wires ha organizado el evento 'Industrialización como agente de cambio en el sector' para examinar la actual realidad de la industrialización.

La industrialización como la solución ante la falta de mano de obra

La construcción se enfrenta a un nuevo paradigma. En el evento ‘Industrialización como agente de cambio en el sector’, organizado por Wires (Women in Real Estate Spain), representantes de distintas empresas del real estate español han analizado cuáles son las dificultades y retos que conlleva su desarrollo en el sector y qué depara el futuro en materia constructiva.

En las instalaciones del COAM, han compartido su visión, moderados por Laura Monzón, directora de consultoría en Almar Consulting y socia Wires, Roberto Albaizar, director de Desarrollo Corporativo en ACR Grupo; Miguel Pinto, director gerente del Clúster de la Edificación; José M.ª Quirós, delegado de Industrialización en Aedas Homes; Sandra Llorente, directora General en Lignum Tech y Rehabiterm, y Teresa González, Head of Hospitality & Residential en Aecom y socia Wires. 

La jornada ha comenzado abordando retos de la industrialización como la falta de innovación en el proceso y de comunicación. Según Miguel Pinto, director gerente del Clúster de la Edificación, «no hay BIM en obra, entonces hay frustración porque no se está innovando al ritmo que debería». Aunque «para la industrialización hace falta inteligencia transversal», un reto «complejo y difícil», Pinto cree que el cambio es «posible».

La industrialización aún supone una cifra menor en el proceso constructivo de nuestro país, con apenas un 2%, y se enfrenta a las posibles barreras de tradición del sector: costes, falta de flexibilidad normativa, financiación, o incluso la sostenibilidad.

Panorama actual de la industrialización en España, según el propio sector

Actualmente hay al menos seis empresas que cuentan con capacidad instalada de viviendas al año, que suponen que «el 13 % de las obras de obra nueva cuentan con algún sistema industrializado«, según Sandra Llorente, directora General en Lignum Tech y Rehabiterm. En este punto, la experta señala la competitividad de la industrialización de las fachadas sin andamios, que supone ganar en velocidad, solapar trabajos en obra o el uso de materiales más sostenibles.

En lo que sí se ha coincidido desde el inicio es en la principal palanca de la industrialización, la falta de mano de obra. Así lo ha señalado José M.ª Quirós, delegado de Industrialización en Aedas Homes, quien además ha sumado que es una vía para lograr la reducción de plazos y más a largo plazo, lo será para la reducción de costes ya que aún no está siendo una realidad. 

En cuanto a los contratos, Roberto Albaizar, director de Desarrollo Corporativo en ACR Grupo, asegura que el futuro deben ser los contratos IPD, que son «la máxima expresión del modelo colaborativo entre las partes de la industrialización». En su opinión, «el resultado es mucho más satisfactorio que con una licitación tradicional». 

Para Teresa González, Head of Hospitality & Residential en Aecom y socia Wires, aún hay un alto grado de confusión y componente negativo en la estandarización de la industrialización. 

La financiación en la industrialización es otro reto ante el cual, Quirós afirma que «la clave es fabricar en un periodo inferior de un mes y poder acceder al préstamo hipotecario». Sin embargo, aún esto no es posible. Con lo que coincide Albaizar, quien también asegura que actualmente hay que adelantar la financiación, una cuestión que va a seguir así hasta se cambie la ley hipotecaria. Sandra Llorente señala las alternativas más allá del préstamo promotor o los avales del fabricante por las cantidades entregadas y el promotor tiene que buscar otras vías. Hay que buscar la innovación también en la financiación

El reto del cambio cultural en el sector cada vez es más necesario, explica González, que pone el foco en fomentar la colaboración. Albaizar se suma añadiendo que tiene que existir un proceso colaborativo porque existe el lean construction. «A raíz de eso, tiene que existir industrialización y haber BIM en obra». 

Por parte del cliente final por fin parece que ya no se perciben de manera negativa las viviendas industrializadas, alejándose de la errónea concepción de ser prefabricadas. Según Quirós, «el cliente valora más las viviendas industrializadas por su componente de eficiencia y sostenibilidad». En la postventa, además, Llorente señala que hay menores incidencias

En cuanto a la legislación, Roberto Albaizar remarca la necesaria ayuda de la administración para contribuir a la industrialización. Desde la perspectiva fabricante, Llorente asegura que el seguimiento y control «no debe estar tanto en fábrica como sí en ensamblaje». Para González, la administración debe adaptarse y acompañar a las necesidades de los actores de la industrialización. Sobre la posible problemática del transporte, «sí sucede, igual que puede suceder en obra», pero el porcentaje, según Llorente, no es muy muy elevado.  

En el binomio industrialización y sostenibilidad, Albaizar asegura que son indisolubles, se mejora también el entorno de trabajo y las medias de seguridad. Convirtiendo al conjunto del sector en más sostenible. Para Teresa González, «industrializado no conlleva que sea sostenible». Hay que demostrar que cada elemento, material y proceso es sostenible. Como broche final al encuentro, los ponentes han señalado sus claves para la industrialización, entre las que se encuentran la colaboración, sostenibilidad, modernización, tecnología, falta de mano de obra, formación, innovación, estandarización, flexibilidad y en definitiva, cambio cultural.

B-Exclusivas

Últimas Noticias

Paid RRSS FotocasaPro academia formacion 24 generica