InicioCompañíasAliseda reduc...

Aliseda reduce sus pérdidas más de un 80% en 2020

El servicer de Santander y Blackstone cierra su último ejercicio con un ligero descenso de sus ingresos por el Covid pero con una importante mejora de su resultado neto.

Eduard Mendiluce CEO de Aliseda Inmobiliaria y Anticipa
Eduard Mendiluce, CEO de Aliseda.

El servicer inmobiliario Aliseda, participado por el fondo estadounidense Blackstone y el banco Santander, cerró 2020 con una importante disminución de sus pérdidas.

Así, la compañía, que gestiona los activos inmobiliarios y créditos procedentes de la compra de Banco Popular por parte de Santander -llamado Proyecto Quasar-, registró el año pasado unos números rojos de 27,88 millones frente a los 162 millones del ejercicio anterior.

El resultado de explotación sigue en negativo (18,57 millones de euros), aunque considerablemente menor al registrado en 2019, cuando se situó en -163 millones,
debido al deterioro del fondo de comercio y al contrato de gestión registrado en 2019 por 124 millones.

Aliseda se ha anotado una pérdida de unos 10 millones de euros debido a que el consejo de administración de la compañía cree que la recuperabilidad de dichos activos no se encuentra “razonablemente asegurada”.

La cifra de negocios se sitúa en 123,65 millones de euros, ligeramente inferior a la registrada un año antes (136,4 millones), debido a la reducción del volumen de negocio asociado a la pandemia del Covid. Del total de la facturación, 86 millones (un 69%) corresponden a servicios prestados al negocio de Quasar, mientras que el 30% restante, unos 37 millones, proceden de la prestación de otros servicios. Entre estos negocios figura la gestión de activos a otras sociedades inmobiliarias de Blackstone en España como son Fidere y Testa Home.

Los gastos financieros se reducen ligeramente (494.000 frente a los 530.000 de 2019) mientras que los gastos de personal crecen.

B-Exclusives

Latest news