InicioCompañíasSantander y B...

Santander y Blackstone sufren pérdidas de 162 millones en su ‘servicer’ Aliseda

Las cuentas de Aliseda se han visto afectadas por un cargo de 124 millones para sanear el fondo de comercio y otros activos de la compañía.

Sede Santander 1024x682 1

Aliseda, el ‘servicer’ inmobiliario de Quasar, sociedad de Santander y Blackstone que agrupa la cartera dañada de Popular, perdió 161,8 millones en 2019, mientras que un año antes registró unos números rojos de 21,6 millones, según informa Expansión.

Las cuentas de Aliseda se han visto afectadas por un cargo de 124 millones para sanear el fondo de comercio y otros activos de la compañía, al empeorar las perspectivas de negocio. Según los miembros del consejo de administración, este deterioro de valor es consecuencia de la modificación de las perspectivas en el medio plazo del desarrollo del plan de negocio del grupo.

En concreto, el cargo de 124 millones se desglosa en 54,85 millones por el fondo de comercio y otros 69,30 millones por el contrato de gestión de activos.

Cuando Blackstone y Santander crearon la joint venture en 2018 aportaron 3.000 millones en capital y suscribieron un crédito sindicado de 7.300 millones con diferenciales sobre euribor superiores al 3%, que vence en 2023.

El proyecto se inició con la intención de rentabilizar los activos improductivos de Popular, pero la crisis del coronavirus y otros problemas han cambiado el escenario de la compañía en los últimos dos años.

El negocio de Aliseda

Aliseda gestiona la antigua cartera de Popular, representa el 75% de su cifra de negocio, y también activos que son propiedad de Santander, suponen el otro 25% de la facturación.

El de la cartera de Popular establece unos honorarios equivalentes a los costes de gestión más un margen del 15%. En el caso de los activos de Santander, el ‘servicer’ ha pasado a gestionar los préstamos morosos con garantía inmobiliaria que lleven en impago más de 150 días, frente a los 90 días pactados inicialmente. Por esta modificación, Santander debe pagar una indemnización de 1,01 millones de euros.

Desde 2017, ambas compañías son socios de la sociedad inmobiliaria Quasar, de la que Blackstone posee el 51% y Santander el 49% restante. En esta firma, el banco traspasó los activos inmobiliarios procedentes de la compra de Popular, incluyendo Aliseda. Santander cuenta con un derecho de compra sobre el 100% de la compañía que podrá ejercer entre 2023 y 2025, siempre que Quasar haya logrado desinvertir el 80% de su cartera, con un valor bruto estimado en 30.000 millones de euros.

B-Exclusives

Latest news

VGP