test
InicioOficinas¿Sirve de alg...

¿Sirve de algo una oficina sostenible? Las rentas pueden ser entre un 15% y un 20% más altas

Un informe de CBRE constata que en Madrid y Barcelona el 30% del espacio ofertado ya cumple con condiciones de ESG frente a la media del 20% que se da en el resto de Europa.

oficina verde sostebibilidad

La sostenibilidad en el sector inmobiliario ya no es una opción más. Día a día se convierte en un plus a la hora de plantear o atraer inversiones y en sectores como la logística o las oficinas es más que eso, se trata ya de una obligación. En estos momentos, el porcentaje de stock de oficinas sostenibles (que disponen de algún tipo de certificación) de las principales ciudades europeas se sitúa en torno al 20% a mediados de 2022. Madrid y Barcelona, por su parte, pueden presumir de ser alumnos aventajados porque ambas superan esta cifra ampliamente, hasta el entorno del 30%. Y no es una exigencia más: una oficina sostenible puede obtener rentas entre un 15% y un 20% superiores a una que no lo es.

Esta es una de las principales conclusiones del informe Is sustainability Certification in Real State Worth It?, elaborado por CBRE. Así, el estudio destaca que en los últimos años, el porcentaje de edificios con algún tipo de certificación sostenible ha aumentado en España. Estas certificaciones evalúan el desempeño de los edificios en una amplia gama de aspectos ambientales, sociales y económicos, otorgándoles una calificación en base a ello.

Una gran mayoría de los edificios de oficinas certificados en España lo están en la categoría de Operativa y Mantenimiento, mientras que el número de edificios certificados en las categorías que afectan a aspectos constructivos y estructurales, generalmente ligadas a nuevos proyectos o rehabilitaciones de calado, es bastante menor. 

En resumen, Madrid cuenta con 4,4 millones de metros cuadrados de oficinas con certificados de sostenibilidad, sobre un stock de 13 millones. En el caso de Barcelona, incluyendo también los municipios colindantes, el parque de oficinas tiene 7 millones de metros cuadrados, de los cuales 1,9 millones son de oficinas consideradas sostenibles.

La creciente preocupación de los inquilinos por la sostenibilidad se ha trasladado también a los proyectos en desarrollo. De los proyectos entregados en estos mercados entre 2019 y 2021, un 25% aspiraba a obtener la certificación LEED Platino (máxima en su categoría), según datos añadidos por el departamento de Insight & Data de CBRE. Se espera que este porcentaje aumente considerablemente en los próximos años, pudiendo llegar a alcanzar el 50% en los proyectos entregados entre 2022 y 2024.

Un ejemplo de edificio de oficinas con certificado de sostenibilidad en Madrid es el ubicado en el número 11 de la calle Ruiz Picasso. Propiedad de Merlin Properties y comercializado en exclusiva por CBRE, este edificio tiene una superficie total de 36.500 metros cuadrados divididos en una planta baja, siete plantas y una azotea. El inmueble cuenta con los certificados WELL y WiredScore Platinum y tiene como principios básicos la flexibilidad, la adaptabilidad, la digitalización y la apuesta por la experiencia. 

En Barcelona, un ejemplo claro es el edificio Entegra. Ubicado en pleno 22@, este proyecto de Urban Input es la primera oficina de España con un consumo de energía casi nulo. El edificio cuenta con una fachada de madera natural, ventilación natural inteligente, puntos de carga gratis para vehículos eléctricos y reciclaje de aguas grises y pluviales, entre otros. El inmueble tiene una superficie alquilable de más de 4.100 metros cuadrados, divididos en un sótano, planta baja y ocho plantas.

La sostenibilidad también ha ganado peso en la contratación del sector. Las oficinas con certificaciones sostenibles en las principales ciudades europeas representaron un 30% de la contratación en 2019, una cifra que ha aumentado hasta el 32% en la primera mitad del 2022. En Madrid, la contratación de estos espacios ha supuesto en torno a un 50% de la contratación de la ciudad en el primer semestre de 2022, mientras que en Barcelona se ha situado en un 30% del total. 

La certificación de las oficinas también tiene un impacto directo en sus rentas. De hecho, a escala europea pueden obtener de media rentas un 6% superiores a los edificios no certificados. Este aumento se debe a la reducción del impacto medioambiental, los menores costes operativos y de mantenimiento de los espacios, el mayor atractivo en cuanto a reputación corporativa y objetivos de sostenibilidad, y el aumento de la comodidad, el bienestar y la productividad de los ocupantes.

En el caso de Madrid y Barcelona, la renta estimada puede ser hasta un 15%-20% superior a la de un espacio sin certificar. 

B-Exclusivas

Últimas Noticias

300x600 1 1