InicioProtagonistasQué debe tene...

Qué debe tener una ciudad para ser sostenible: Tendencias de las urbes españolas del siglo XXI

Presentacion del Libro Verde de ACI

Preferimos vivir en la ciudad, es una evidencia. Pero también es una evidencia que cada vez exigimos más y la queremos disfrutar de forma compatible con el respeto al medio ambiente. A pesar de que cada vez tenemos más opciones para alejarnos de los núcleos urbanos -trabajo en remoto, comercio electrónico- seguimos siendo urbanitas. Los datos así lo indican, pues hoy el 80% de los españoles vivimos en zonas urbanas, una cifra que crecerá aún más en los próximos veinte años, hasta el 83,7% según Oxford Economics. Para las principales consultoras inmobiliarias de este país, el incremento constante de la población, especialmente de la que hace su vida en la ciudad, supone una oportunidad para crecer alineados con la sostenibilidad.

Con estas premisas planteadas, la planificación de este siglo XXI se concibe en dos sentidos. Por un lado, hay que adaptar el patrimonio inmobiliario que ya existe a la conciencia medioambiental que demanda el mercado: unos estándares más ecológicos ligados a la reducción de emisiones. Los instrumentos son la eficiencia energética, la optimización y regeneración de espacios, así como el impulso a la rehabilitación.

Por otro, hay que incluir este desarrollo sostenible en los nuevos edificios que se construyan en base a materiales del más alto nivel de calidad e innovación, cuyo impacto ambiental sea el menor posible. Además, el diseño debe ir enfocado a activos más conectados, diversificados, complementarios, flexibles, versátiles, disruptivos, vanguardistas y, obviamente, más verdes, tanto en su construcción como en la incorporación de lugares de esparcimiento y encuentro con la naturaleza.

En ambos casos, la tendencia es aproximarse y llegar a las cero emisiones netas que nos demanda Europa, España y nuestro compromiso con la sociedad y la constante lucha contra el cambio climático. Los edificios de nueva construcción y los rehabilitados deben caracterizarse por ser altamente eficientes en el uso racional de energía y por generar más energía renovable que, a la vez, pueden almacenar.

La inversión en inmuebles construidos bajo criterios de sostenibilidad es ya una realidad que empieza a dar sus frutos. Tanto es así que ya está brindando rendimientos de entre el 3% y el 6%, así como un riesgo menor asociado a los ingresos por alquiler. Este ahorro de costes que conlleva irá en aumento, acorde a la investigación e innovación en materiales, tecnologías o reutilización. Con ello constatamos que la sostenibilidad se ha incorporado en su significado más amplio a cualquier actividad y que todos juntos deberemos trabajar alineados en pro de una transición ambiciosa. Esa es la fórmula que nos llevará al éxito compartido.

Precisamente la palabra ‘compartir’ que ha salido a colación con el significado de repartir o intercambiar está muy presente en estos nuevos modelos de planificación urbanística que trae consigo la responsabilidad medioambiental. En el segmento de oficinas existen las opciones de co-working, mientras que en el residencial cada vez son más frecuente los proyectos de co-living que se contextualizan en la economía circular.

El retail también está viviendo una transformación de 180º para que sus centros comerciales sigan siendo atractivos y frecuentados por los ciudadanos después del auge del e-commerce, que se ha intensificado tras las medidas restrictivas de movilidad por la COVID-19. Y de forma paralela crecen las “Flagship”, las tiendas físicas con ofertas más personalizadas gracias a la interacción que posibilita la tecnología o incluso las efímeras pop-up como paso previo de un negocio antes de asentarse definitivamente en una ubicación.

La industrialización en el área residencial o la regeneración urbana son otros de los casos de éxito que recopila el Libro Verde de nuestra Asociación. Esta publicación, que acabamos de dar a conocer, pretende promover el desarrollo urbano racional en el uso de recursos naturales y con menos emisiones de carbono a la atmósfera. Un repertorio de buenas prácticas con impacto positivo en la sociedad a todos los niveles. Los consultores inmobiliarios nos anticipamos y adaptamos a las tendencias del mercado inmobiliario y mostramos nuestro apoyo, expertise y predisposición a lograr que nuestras urbes sean acogedoras y sostenibles para las próximas generaciones, así como referentes a nivel internacional.

B-Exclusives

Latest news