Necesito un Trastero compra dos locales en Barcelona para fortalecer su presencia en Cataluña

Necesito un Trastero plantea como objetivo alcanzar los 100.000 metros cuadrados a nivel nacional en los próximos años.

Necesito un Trastero compra dos locales en Barcelona para fortalecer su presencia en Cataluña

Necesito un Trastero suma dos nuevos activos en Barcelona. La compañía, especializada en alquiler de espacios de almacenaje para particulares y empresas, ha confirmado la compra de dos nuevos locales ubicados en Sabadell y Sant Just Desvern, que se añaden a sus otras siete delegaciones en Cataluña. 

¿Dónde se encuentran los nuevos locales de trasteros? En Sabadell, el nuevo espacio se sitúa en el número 16 de la calle Goya, apenas a unos minutos del aeropuerto del municipio, y cuenta con una extensión de hasta 1.300 metros cuadrados, ampliable a doble altura.

Por su parte, el edificio comprado en Sant Just Desvern, situado en el número 19 de la calle Isaac Peral, dispone de hasta 4.200 metros cuadrados en seis plantas diferentes. Este constituye uno de los mayores activos de la compañía en la provincia de Barcelona. 

«La situación demográfica y económica de ambos municipios, así como la pertenencia y cercanía al Área Metropolitana de Barcelona, ha generado una gran demanda de espacio de almacenaje por parte de empresas y vecinos. Proporcionarles solvencia, seguridad y un servicio personalizado son nuestras principales herramientas para dar  una cómoda solución a sus necesidades de espacio», ha matizado Carlos Torres, director financiero de Necesito un Trastero

Las nuevas delegaciones de Necesito un Trastero se situarán en espacios pensados para tener una gran cobertura logística y fácil accesibilidad. Una vez se consoliden, ambas localidades se sumarán a los centros alojados en el resto de la provincia: Barberá del Vallés, Calella, Hospitalet y Rubí.

Cataluña es, según Torres, «uno de los pilares clave en nuestra estrategia de expansión de negocio, basada en un crecimiento acelerado mediante la compra de franquiciados, competidores y activos».

En esta línea, al contar también con centros en Reus y Tortosa, la región catalana se convertirá en una de las comunidades con mayor número de delegaciones de la compañía. 

Cifras y objetivos de Necesito un Trastero

Con la incorporación de estos nuevos inmuebles, la firma espera «lograr establecer una sólida red de nueve centros de Necesito un Trastero repartidos por toda Cataluña» para acercarse así al «objetivo de alcanzar los 100.000 metros cuadrados a nivel nacional en los próximos años».  

Con más de 80 delegaciones abiertas hasta la fecha, y alrededor de 35.000 metros cuadrados de almacenamiento consolidados en toda España, la compañía estima un fuerte crecimiento de la facturación de cara a 2023.

Según el informe de previsión de facturación total, Necesito un Trastero espera alcanzar los 5 millones de euros este año. Unos resultados que mantienen el fuerte crecimiento ya logrado durante el 2022, de 3,6 millones. 

Multinacionales, farmacéuticas y operadores logísticos forman parte del amplio catálogo de clientes de la firma, que pone a su disposición videovigilancia 24 horas, flexibilidad del alquiler, sin pago de fianza ni contrato de permanencia, y un servicio de logística propio que constituye la mayor red del sector en España.

B-Exclusivas

Últimas Noticias