InicioProp-TechUrbanitae fin...

Urbanitae financia 17 proyectos en 14 meses con crowdfunding y apuesta por activos alternativos

La plataforma online de financiación participativa está inmersa en una segunda promoción de trasteros, varios locales y un complejo de plazas de garaje en Madrid, además de impulsar un proyecto de costa en Jávea (Alicante).

diego bestard 1568112038193 1
Diego Bestard, CEO de la compañía.

¿Por qué no podemos comprar entre todos el edificio España y ponerlo en marcha de nuevo? Esto se preguntaba Diego Bestard hace unos años, cada vez que pasaba por la céntrica plaza madrileña y veía el singular inmueble cerrado.

Hoy, el inmueble es un llamativo hotel, promovido con el apoyo ‘tradicional’ de los bancos, pero Urbanitae, su proptech, puede presumir de haber financiado 17 proyectos en 14 meses, con tickets de entrada desde 500 euros para todo tipo de inversor, y usando el canal de las plataformas participativas de financiación conocidas como crowdfunding. Por internet. Y tocando palillos tan variopintos como locales, viviendas, deuda..Y ahora trasteros o garajes.

Hoy, la plataforma online de financiación participativa está inmersa en una segunda promoción de trasteros, varios locales comerciales y un complejo de plazas de garaje en Madrid, además de impulsar un proyecto de costa en Jávea (Alicante).

Cómo se gestó la empresa

Bestard, con experiencia en sectores mucho más tradicionales, como los seguros, conoció a Eduardo Navarro, un experto de private equity y el Real Esate, y hoy socio en la compañía. La compañía se gestó en el año 2017, pero no comenzó a operar hasta junio de 2019, cuando recibió el visto bueno de la CNMV.

“Inicialmente nuestro objetivo era montar este tipo de financiación dirigida únicamente a promotores, como seria alternativa a la banca tradicional, pero en España es difícil desarrollar estos vehículos y empezamos a dar forma a la idea de unir inversores de menor tamaño que consiguen algo grande“, explica Diego Bestard, en una entrevista a brainsre.news.

Desde entonces, ha financiado 17 proyectos, que van desde una promoción de Gestilar con 200 inversores y una financiación de 1,5 millones, a la participación en una línea de crédito junto a un fondo de inversión para Quabit o unos trasteros. “No nos casamos con ninguna línea de producto, pero es cierto que afrontamos retos, para lo que es difícil una financiación tradicional”.

Cita como ejemplo la reconversión de espacios comerciales en ubicaciones urbanas y céntricas a trasteros, con una rentabilidad del 20% en diez meses, cuya oferta se completó en cuatro horas con 68 inversores y 250.000 euros en pleno confinamiento en Madrid”, asegura.

Y en verano también, ha levantado más de 1,1 millones de euros para financiar el proyecto residencial Pinares I y Pinares II en El Puerto de Santa María (infografía de la imagen). En total se han registrado 230 inversiones, cuyos titulares recibirán una rentabilidad estimada en torno al 40%, detallan en la empresa. 

¿Y en tiempos de coronavirus, los inversores no se retraen? “El mercado inmobiliario tiene un gran componente subjetivo, es la atracción por el ladrillo, por la propiedad. Y el inversor que decide hacerlo en una plataforma como la nuestra lo hace porque identifica claramente que los riesgos son menores, porque se distribuyen en la comunidad que invierte”, precisa el CEO de Urbanitae.

En cualquier caso, el directivo no comparte una visión catastrofista del sector: “Creo que en este clima de incertidumbre, otro tipo de inversiones se ha visto mucho más afectado, y aunque hay sectores como el retail o el turismo muy tocados, el producto inmobiliario sigue transmitiendo la idea de que genera valor en plazos“, argumenta.

Lo que sí tiene claro es que hay que sentarse con el inversor, mantenerle informado de los plazos y de las posibles desviaciones de tiempo de los proyectos, algo habitual por otra parte en el sector. “Esto no es un marketplace de zapatos”, ironiza.

¿Y cuáles son los retos empresariales en estos tiempos tan complicados? “Hemos llevado a cabo proyectos de financiación en ciudades como Barcelona, Valencia, Cádiz o Málaga, e iremos donde haya producto financiable y usuarios dispuestos a hacerlo, con el objetivo de alcanzar los 40 millones de financiación“, añade Bestard.

“Hacer posible que cualquier persona invierta en un gran proyecto inmobiliario y participe en su desarrollo sí que es algo verdaderamente revolucionario. Abre una manera nueva de invertir para el ciudadano de a pie, cambia las reglas del juego y les quita la exclusividad a los inversores institucionales”, concluye.

B-Exclusives

Latest news