asd
InicioMercadoDescifrando l...

Descifrando las oportunidades de activos inmobiliarios en distress

Capellino (Inmsa RE IM) opina sobre esta oportunidad de inversión, que requiere de análisis experto y gestión profesional para minimizar riesgos.

Descifrando las oportunidades de activos inmobiliarios en distress

Como especialistas de inversiones en Real Estate, invito al lector a explorar el mundo de los Activos Distress y averiguar si estos siguen representando una oportunidad de inversión.  

En un mundo económico que, a menudo, experimenta fluctuaciones, los activos Distress han sido una fuente de oportunidades para aquellos dispuestos a asumir cierta incertidumbre. ¿Pero qué son este tipo de activos?

Básicamente, se trata de propiedades en dificultades que se encuentran al borde de una ejecución hipotecaria o que ya están en manos de los bancos. 

Para los inversores, estas representan grandes oportunidades porque se pueden adquirir con grandes descuentos, aunque debe tenerse en cuenta que, para todas las etapas de la inversión, se requiere de profesionales especialistas para la adquisición y gestión de los activos, proporcionando análisis financieros, asesoramiento legal y técnico.

En este sentido, según datos de MSCI (Morgan Stanley Capital International) durante 2023 la disponibilidad de Activos Distress en Estados Unidos registró un aumento del 20%, alcanzando los US$ 85.800 millones. Además, en España el aumento fue del 15 %, lo que señala una tendencia en crecimiento en ambos mercados. 

Hemos observado de cerca esta dinámica cambiante e identificamos oportunidades significativas en la adquisición y revitalización de este tipo de activos.  

Nuestra experiencia nos ha enseñado que, si bien estos activos pueden representar desafíos, también ofrecen un terreno fértil para la creación de valor.

La clave para aprovechar las oportunidades en Activos Distress radica en un enfoque estratégico sólido. Según nuestros análisis, el 85 % de los proyectos de revitalización de Activos Distress en Estados Unidos ha experimentado un aumento del 30% en su valor en el mercado inmobiliario en un plazo de 24 meses, mientras que en España este porcentaje es del 78%. 

Por ello, para poder alcanzar dichas cifras, es imperativo reconocer que estos activos conllevan riesgos inherentes como, por ejemplo, tener que destinar una importante cantidad de dinero para repararlos. 

Y esta inversión recién se recuperará cuando el inversor se desprenda del activo o cuando los arreglos estén finalizados y se pueda comenzar a arrendarlo. 

Como Asset Managers, hemos perfeccionado el arte de equilibrar el riesgo y la recompensa, asegurando que cada movimiento esté respaldado por un análisis exhaustivo. 

Así, sobre la base de nuestro asesoramiento, se podrá acceder a las mejores oportunidades, con importantes descuentos, aunque lo mejor de todo el proceso es que el inversor siempre tendrá la última palabra al tomar la decisión final. 

En resumen, los Activos Distress continúan representando una oportunidad valiosa para aquellos que están dispuestos a abrazar el cambio y la innovación en el sector inmobiliario. 

Por ejemplo, en el caso de España, las entidades financieras acumulan activos por un valor de más de 100.000 millones de euros.

Por ello, ante el constante aumento en la disponibilidad, estamos comprometidos a explorar y capitalizar estas oportunidades, emprendiendo cada proyecto con la excelencia y la visión que nos caracterizan.

A medida que avanzamos en este emocionante viaje en el mundo del Real Estate, invitamos a todos a seguir de cerca nuestro enfoque dinámico en la gestión de Activos Distress y a unírsenos en la creación de un futuro inmobiliario sólido y sostenible.

Artículo de opinión escrito por Mariano Capellino, CEO de Inmsa Real Estate Investments Management

B-Exclusivas

Últimas Noticias

Modelo Banner 7 Kit Consulting 300x600 18 Julio2024 1