https://www.xxzza1.com
InicioSostenibilidadLos obstáculo...

Los obstáculos que postergan la descarbonización del parque inmobiliario este 2024

Son ocho los desafíos a los que se enfrenta el sector para este 2024, según expertos de la Unión de Créditos Inmobiliarios.

Los obstáculos que postergan la descarbonización del parque inmobiliario

Con un parque de viviendas que en su mayoría tiene casi medio siglo de antigüedad y con más de 20 millones de residencias, de un total de 26 millones, que carecen de eficiencia energética, el sector inmobiliario se sitúa como el tercer mayor emisor de contaminantes, superado únicamente por la industria y el transporte.

Se destaca la necesidad de que España incremente significativamente la tasa de rehabilitación, pasando de las actuales 30.000 a 300.000, según el sector. A pesar de las expectativas creadas para el año 2023, cuando se anticipaba un auge en las rehabilitaciones energéticas gracias a los Fondos Next Generation EU, la realidad fue diferente. Factores como la inflación, el aumento en el costo de los materiales y los notorios retrasos en la entrega de ayudas por parte de las administraciones llevaron al sector a cerrar por debajo de la meta establecida.

En 2024, la inminente aprobación de la Directiva Europea de Eficiencia (EPBD), tras el acuerdo logrado entre el Parlamento y la Comisión Europea en diciembre, establecerá un estándar para todos los estados miembros. Una vez implementada, esta directiva deberá ser transpuesta en los países de la Unión Europea.

En el marco del Día Mundial de la Educación Ambiental, que se celebra el 26 de enero con el propósito de concienciar a la población sobre la necesidad de reparar los daños causados al planeta por la actividad humana, los expertos de UCI (Unión de Créditos Inmobiliarios), especializada en financiación sostenible, han preparado una guía que destaca los ocho desafíos del sector para el año 2024.

1. Sensibilización a los ciudadanos. Un reto fundamental que administraciones y empresas tienen por delante para alcanzar la neutralidad climática en Europa: el aumento de conciencia entre los ciudadanos.

Cátia Alves, directora de Sostenibilidad y Rehabilitación en UCI explica que «los ciudadanos siguen sin ser conscientes del beneficio directo que la rehabilitación energética genera sus viviendas, especialmente cuando esas actuaciones se realizan a nivel de edificio. Faltan campañas estatales, vecinos motivados y mucha más sensibilización a los ciudadanos. Me atrevo a afirmar que el Ministerio de Vivienda podría impulsar un Think Tank con los agentes del sector trabajando en la misma dirección para abordar este problema.»

Además, añade que «los planes de la Unión Europea son ambiciosos, pero nuestro parque inmobiliario aún está lejos de los objetivos y es necesario concienciar más allá de la simple transmisión de conocimientos, sino buscando impulsar un cambio de actitud».

2. Agilidad de las administraciones en la concesión de las ayudas solicitadas. A pesar de que las administraciones están ganando impulso gracias a la implementación de las oficinas de rehabilitación, UCI señala que hay una brecha evidente entre las peticiones de financiamiento y las decisiones tomadas por las autoridades, principalmente debido a la complejidad técnica inherente a este tipo de intervenciones.

«En la actualidad muchas comunidades de propietarios están pendientes de la concesión de estas ayudas para decidirse a ejecutar una rehabilitación que mejore la eficiencia energética de su edificio, lo que provoca un parón en el mercado que afecta a empresas, agentes rehabilitadores, entidades financieras y demás intervinientes en la cadena», señala Ricardo Pingarrón, responsable de operaciones de Rehabilitación en la entidad financiera. 

3. Plazos ajustados hasta 2026. En el contexto de la urgencia para acelerar la aprobación de subsidios por parte de las administraciones, UCI sostiene que el período necesario para la madurez de estas intervenciones representa un desafío significativo. «No hay mucho tiempo para aprovechar las ayudas concedidas, cuyas obras deben estar finalizadas en 2026, pero estas actuaciones habitualmente tienen plazos de maduración que van de los tres a los seis meses, pues las comunidades de vecinos han de solicitar informes, evaluar la financiación de las obras y consensuar las decisiones mediante reuniones de la comunidad».

4. Verdes en personal y en competencias de sostenibilidad. Se prevé que la transición hacia prácticas más sostenibles genere hasta 2,5 millones de empleos en Europa y alrededor de 400.000 nuevos puestos de trabajo relacionados con la sostenibilidad en nuestro país. No obstante, según el informe «Green Jobs: Tendencias en negocios y empleo sostenible» de la consultora Manpower Group, un 94% de las empresas experimenta dificultades para encontrar personal capacitado en áreas como energías renovables y análisis de riesgos ambientales en el sector financiero.

A este escenario se agrega la escasez de trabajadores en la industria de la construcción, así como la demanda de profesionales cualificados y especializados en la aplicación de nuevos materiales y técnicas utilizados en la rehabilitación energética. «La falta de mano de obra y que los jóvenes no muestren demasiado interés en trabajar en el sector provoca un problema de capacidad industrial, pues no existen tantas empresas que puedan realizar con garantía estas obras», afirma Pingarrón

5. El autoconsumo, como las hipotecas, también depende del BCE. La viabilidad del autoconsumo, al igual que las hipotecas, está influenciada por las decisiones del Banco Central Europeo (BCE). Según un informe del Consejo Europeo de Energías Renovables (EREC), se estima que el 50% de la energía mundial provendrá de fuentes renovables como la eólica o la fotovoltaica para el año 2040. Aunque España ha superado a Alemania como el principal productor de energía fotovoltaica en la Unión Europea y el sector representa un potencial generador de riqueza y empleo, así como una reducción de las emisiones domésticas, la tasa de instalaciones de autoconsumo disminuyó aproximadamente un 30% en 2023 debido a la inflación y al aumento de los tipos de interés.

«La moderación de los tipos hacia la segunda mitad del año, unido al fin de la excepción ibérica y al aumento del IVA en los precios de la luz podría ser el revulsivo necesario para recuperar la caída del año pasado», afirma la directora de Sostenibilidad de UCI.

6.  Diversificación de las fuentes de financiación involucrando a administraciones y empresas. Aunque los Fondos Next Generation EU representan una oportunidad sin precedentes para mejorar nuestro parque de viviendas, sólo cubren el 80% de los costos asociados a estas mejoras. Por lo tanto, resulta crucial involucrar a las entidades financieras en el proceso para fomentar una colaboración público-privada verdaderamente eficaz.

7. Apoyo decidido y estímulos por parte de la administración. Los ciudadanos seguirán disfrutando de deducciones en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por obras de rehabilitación que mejoren la eficiencia energética de sus viviendas hasta diciembre de 2024.

Además, se plantea la posibilidad de implementar medidas similares a las existentes para vehículos eléctricos, como bonificaciones en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y otros tributos en áreas o edificaciones con descarbonización en las ciudades, según señala Ricardo Pingarrón.

8. Innovación tecnológica, búsqueda y aplicación de tecnologías innovadoras. Las nuevas construcciones pueden destacar por la continua innovación mediante métodos novedosos que implican un menor consumo de energía, como la construcción industrializada o la fabricación modular. No obstante, Alves puntualiza que «la innovación e industrialización para agilizar procesos en materia de rehabilitación energética son un nicho por explorar y para el que también se necesita financiación». 

«En España vivimos en altura. Somos el segundo país con más bloques de viviendas por lo que todas las expectativas están puestas en la sensibilización ciudadana, en la agilidad de las administraciones y en la llegada de la ansiada EPBD y lo laxa o exigente que sea su trasposición en nuestro país», señala Cátia Alves

B-Exclusivas

Últimas Noticias