CBRE potencia el área de deuda y reestructuraciones con dos nuevos directores senior

sede de CBRE España interior Castellana 200
Sede de CBRE España.

La consultora inmobiliaria internacional CBRE ha decidido reforzar su área de Real Estate Investment Baking (REIB) con dos nuevos nombramientos en su filial española.

En concreto, CBRE REIB España ha decidido promociona a Íñigo Laspiur como director senior para la línea de Non Performing Assets (tanto NPLs como REOs), Debt Advisory y Restructuring, asi como a Ignacio Matiacci como director de esta misma línea.

Laspiur promociona internamente en un equipo de más de 20 profesionales multidisciplinares, con el objetivo de potenciar los servicios de asesoramiento en operaciones de deuda, refinanciaciones y reestructuraciones en CBRE.

Iñigo Laspiur cbre
iñigo Laspiur.

“Hemos visto aumentar considerablemente las asignaciones de capital a activos operacionales en los últimos años, lo que a su vez ha impulsado la demanda de servicios especializados en asesoramiento de deuda para modelos de negocio inmobiliario más expuestos a ingresos recurrentes. En el actual momento de inflexión en el que nos encontramos, en el que las empresas del sector están priorizando la gestión de sus balances y revisando las fuentes de financiación para aumentar la liquidez, reforzar el equipo de REIB con talento, capacidades y experiencia que aúnan el conocimiento financiero y el inmobiliario nos permite brindar a nuestros clientes una ventaja competitiva significativa”, asegura Adolfo Ramírez-Escudero, presidente de CBRE España.

En los últimos 12 años, los integrantes del equipo de CBRE REIB han asesorado más de 30 refinanciaciones y restructuraciones en España por importe superior a 10.000 millones de euros. El equipo, además, ha participado en numerosas operaciones de recapitalización y Equity Raising, así como de fusiones y adquisiciones en el sector inmobiliario.

Para Laspiur, “es estratégico anticiparse a las futuras necesidades de refinanciación con una estrategia proactiva a largo plazo. La reestructuración o refinanciación, incluso cuando no hay riesgo inminente, pueden servir para evitar situaciones extremas tanto para los propietarios, como para los propios bancos, especialmente teniendo en cuenta que los activos operacionales, son los que se pueden ver más intensamente impactados por un shock en la demanda o un cambio súbito en los hábitos de los consumidores”.

B-Exclusives

Latest news

300x600px fellow