test
InicioHotelesSon ligas dis...

Son ligas distintas: a los hoteles de alta gama no les preocupan ni dañan plataformas como Airbnb

hotel 1

¿Cómo afecta la proliferación de plataformas de alquiler vacacional de apartamentos, casas y habitaciones a los hoteles? La batalla entre un modelo u otro no ha hecho más que comenzar, pero un equipo de investigadores de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) ha entrevistado a gerentes y directores representativos de los hoteles de alta gama y una primera conclusión apunta a que no les preocupa demasiado. Ya se llame Airbnb o plantee novedades de todo tipo, son ligas distintas.

«El trabajo pretende conocer, desde dentro y con una metodología cualitativa, cuál es la opinión y la posición de los hoteleros de Barcelona de categoría alta respecto de la competencia que les supone Airbnb», explica Francesc González Reverté, autor principal de este trabajo, investigador del grupo Noutur de la UOC y profesor de los Estudios de Economía y Empresa de dicha universidad.

Para la elaboración del trabajo, publicado en la revista científica internacional Tourism Geographies, los investigadores han analizado los argumentos, el discurso y las diferencias entre los distintos tipos de hoteles según su orientación de negocio a través de entrevistas a los responsables de estos alojamientos. «Los hoteleros de categoría alta no consideran a Airbnb como un competidor directo», zanjan en un primer momento.

«No obstante, se detectan diversos matices en su discurso, que oscilan desde una posición de superioridad de producto hasta posiciones de mayor preocupación por los efectos de Airbnb sobre su actividad y por su carácter disruptivo», recalca González.

En concreto, los investigadores exponen que existe un discurso mayoritario sobre Airbnb que señala que no es motivo de preocupación entre los hoteles de categoría alta; un discurso basado en la superioridad del producto hotelero con relación a lo que ofrece Airbnb, pero también en el hecho de que los dos modelos responden a perfiles de demanda muy diferentes.

Por otro lado, un segundo discurso de los responsables hoteleros señala que Airbnb representa una preocupación, pero también una oportunidad para aprender e innovar a fin de mejorar. Por último, la tercera narrativa identifica a Airbnb como un competidor complementario y lo visualiza como un potencial aliado con el que pueden establecerse nuevos modelos de negocio.

Igualmente, los investigadores explican que la reacción de los hoteles de alta gama ante las plataformas como Airbnb ha sido más escéptica y reactiva que proactiva, lo que revela una noción de cierta amenaza hacia su sector.

«Para los hoteleros de categoría alta, plataformas como Airbnb no implican un riesgo percibido; sin embargo, los hoteles de categoría baja y las pensiones sí han salido claramente perjudicados por Airbnb, según los últimos estudios», recuerda el investigador de la UOC.

Según los datos de Turismo de Barcelona, en la ciudad de Barcelona hay más de 850 hoteles, de los que 183 son considerados de alta gama, con cerca de 34.000 habitaciones. Por su parte, se calcula que actualmente se publican unos 19.000 anuncios de Airbnb en la capital catalana.

También existen puntos de total acuerdo. «En todos los casos, los hoteleros destacan especialmente el carácter agresivo de Airbnb como componente urbano, dado que da pie a alimentar procesos de gentrificación y la turistificación de los barrios más populares, por lo que es un elemento de distorsión urbana que genera descontento y tensiones entre los miembros de la comunidad local», advierte el investigador.

Resurgir tras la pandemia

El paso de la pandemia dejó al sector hotelero y de ocio español envuelto en dudas y deudas. Una vez superadas las épocas de confinamientos y restricciones, los números vuelven a cuadrar poco a poco. Prueba de ello es la inversión inmobiliaria en el segmento vacacional, con un volumen total de 2.800 millones de euros en 2021 en los principales destinos del Mediterráneo (España, Italia y Grecia y Portugal).

Los destinos estrictamente turísticos ganan la partida a los urbanos en la recuperación y los los primeros siete meses de 2022 confirman la recuperación turística, tal y como se recoge en el informe de la consultora internacional JLL,  Resorts mediterráneos como destino turístico. A la cabeza de la recuperación del turismo mundial.

Concretamente en España, el segmento vacacional ha sido el que ha experimentado un mayor crecimiento frente a 2019, impulsado por la entrada de destacadas marcas de lujo en los principales destinos turísticos como las recientes aperturas del Six Senses Ibiza, SO/ Sotogrande e Ikos Andalusia. En 2021 se registraron inversiones inmobiliarias en el segmento hotelero vacacional en nuestro país por un volumen de aproximadamente 1.600 millones de euros, frente a los 1.100 millones de euros anotados en 2019.

Esta tendencia sigue vigente en 2022. Entre enero y agosto, se ha registrado un volumen de inversión de cerca de 880 millones de euros en activos hoteleros vacacionales, incluyendo proyectos llave en mano (como el Kimpton Aysla Mallorca en Santa Ponsa) y hoteles emblemáticos que se están reposicionando (como Los Monteros Spa & Golf Resort en Marbella).

B-Exclusivas

Últimas Noticias

300x600 1 1