InicioMercadoEl Gobierno i...

El Gobierno interviene el mercado residencial con su nueva Ley de Vivienda

Podemos colocaba la aprobación de esta regulación como un punto necesario para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado.

pedro sanchez fuente pool mocloa borja puig

Las diferentes partes del Ejecutivo han alcanzado un acuerdo para sacar adelante la nueva Ley de Vivienda, que lleva meses de retrasos. Esta norma era requisito indispensable por parte de Podemos para apoyar los próximos Presupuestos Generales del Estado.

La Ley de Vivienda girará entorno a cuatro puntos diferentes:

  • El primero, el recargo de un 150% del IBI de las viviendas que estén vacías, que será ejecutado por los ayuntamientos.
  • También, contemplará la obligación de reservar 30% de todas las promociones para vivienda protegida. A su vez, el 50% se deberá reservar para alquiler social.
  • En el apartado de los grandes propietarios, fijado en 10 viviendas, deberán bajar por ley los alquileres en base al índice de referencia para todos los contratos, en las zonas de mercado tensionado. La denominación de ‘zona tensionada’ deberá ser solicitado por las Comunidades Autónomas.
  • Por último, se congelarán las rentas e incentivos fiscales para bajar el precio, influyendo a los pequeños propietarios. Dentro de esta, estará conseguir hasta un 90% de bonificación si bajan las rentas en comparación con el contrato anterior.

Felix Bolaños, Ministro de Presidencia, confirma que esta nueva regulación no deroga otras ya existentes a nivel autonómico como la catalana. Por el momento, no asegura cuando será aprobada y deja esto en el aire: “No tenemos fechas, será en Consejos de Ministros posteriores al del jueves que viene”.

Pedro Sánchez, en una declaración en Sevilla, anunció un nuevo paquete de medidas: una ayuda de 250 euros al mes para el alquiler, destinados a jóvenes entre 18 y 35 años , con ingresos inferior a 23.725 euros. También, ayudas al alquiler de hasta el 40% para familias vulnerables.

Reacciones políticas y empresariales

Mikel Echevarren, CEO de Colliers España, critica con dureza la nueva norma y al Ejecutivo: “El riesgo de bajadas de rentas en zonas declaradas tensionadas por ayuntamientos abre un reino de Taifas en el mercado inmobiliario español y anulará la inversión en localizaciones consideradas “de alto riesgo” para los inversores”.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, añade: “Con las políticas intervencionista de la izquierda, el alquiler de vivienda subió un 34%. Desde que gobernamos y desbloqueamos Madrid, hemos conseguido que baje un 9%. Es un hecho. Las políticas liberales funcionan. No deberían combatirnos, sino imitarnos”.

“Es entrar directamente contra la propiedad privada. […] Pensamos que es muy preocupante”, asegura Antonio Garamendi, presidente de la CEOE.

La diputada del Partido Popular, Ana Zurita, ha colocado la nueva regulación como “el precio para la permanencia de Sánchez en Moncloa”.

Podemos se ha pronunciado en su cuenta de Twitter: “Por primera vez en la historia habrá una Ley de Vivienda que baje los precios del alquiler. Un hito que mejora de verdad la vida de la gente y que demuestra que, con voluntad política, no hay lobby ni fondo buitre que pueda frenar los avances que necesita nuestro país”.

Economistas como Gonzalo Bernardos, defensor en muchos casos de las políticas del Ejecutivo en platos de televisión, se ha sumado a la ola de rechazos: “La Ley de Vivienda se va a cargar el mercado de alquiler en España, va a dificultar encontrar una vivienda en las grandes ciudades y generar un mercado negro. El PSOE ha cedido al populismo de Podemos”.

B-Exclusives

Latest news