https://www.xxzza1.com
InicioCompañíasÍñigo Escobal...

Íñigo Escobal (Viuda de Sainz): «Lo que hemos tenido que hacer es renegociar los precios»

Íñigo Escobal (Viuda de Sainz) explica cómo su empresa se ha enfrentado a los problemas que han afectado a la construcción durante 2022.

Íñigo Escobal (Viuda de Sainz): Lo que hemos tenido que hacer es renegociar los precios

Íñigo Escobal, director general de Viuda de Sainz, explica en Brainsre cómo la empresa constructora ha hecho frente a las vicisitudes del contexto macroeconómico.

Viuda de Sainz es la empresa matriz, de la que nacen otras filiales que dan distintos servicios en el ámbito de la construcción. «Desde empresa especializada en ejecución de túneles, voladuras, estabilización y cimentaciones; fabricación de hormigón; cantera propia para los áridos; una empresa especializada en cortado, elaborado y montaje de acero corrugado para la construcción; alquiler de pequeña maquinaria; movimiento de tierras; transporte por carretera; una empresa especializada en rehabilitación, que recientemente se ha aliado a la Fundación Repsol y con Edinor; un agente rehabilitador que se llama Mugavi; en la parte de industrialización, Jit Housing, «nuestro buque insignia» y miembro de la Asociación Española de Construcción Especializada», resume el directivo.

La firma cuenta con una plantilla global de 240 empleados y un parque de maquinaria de obra pública de más de 90 unidades.

Pregunta: ¿Cómo acabó 2022 en términos de inversión inmobiliaria?

Respuesta: El 2022 pone fin a un ciclo de importante demanda, vinculado principalmente a un acceso a la financiación con unos intereses tendiendo a cero. Después de la crisis sanitaria del Covid-19, hemos visto cómo ha habido un gran repunte otra vez en la demanda, generando también un cambio de tendencia.

Uno de los aprendizajes que nos llevamos de la crisis sanitaria es el poner en valor las superficies verdes, los espacios exteriores, el uso de terrazas. En nuestro caso, hemos tenido que paralizar proyectos y volver a redactar el proyecto desde cero para dar al cliente más amplitud exterior, ya sea con terrazas o bajando densidades y ampliando en zonas verdes.

También, finalizada esa crisis, con ese acceso al préstamo muy barato, se ha notado un repunte en la demanda. Creo que 2022 cierra más o menos ese ciclo porque la subida de los tipos de intereses ha visto cómo se ha bajado o frenado la demanda.

Otro segundo efecto del año 2022 ha sido la inflación, en cuanto a las materias primas. Ahí, tenemos que distinguir si los proyectos o la inversión viene por la vía pública o la privada. En la vía pública, se publicó en marzo el Real Decreto 3-2022 y sus posteriores anexos, que vienen a paliar de forma parcial esa inflación en las materias primas. En el sector privado, no es de aplicación el Real Decreto, entonces, lo que hemos tenido que hacer es renegociar los precios.

Tenemos proyectos ya arrancados en los que hemos tenido que respetar los precios -y asumir nosotros ese incremento en las materias primas-; y en otros casos donde no habíamos arrancado el proyecto, replanificar, paralizarlo y volver a lanzarlo con los precios actualizados en un proyecto concreto, muy singular, que estamos llevando a cabo en Sopelana, una zona de costa, perfil bastante alto, donde estamos levantando 30 viviendas, chalets. Las teníamos ya vendidas, y hemos tenido que asumir nosotros el sobrecoste de las materias primas, por ser fieles y dar el servicio al cliente.

P: ¿Cómo crees que va a evolucionar 2023?

R: En 2023, viene otro hándicap importantísimo para toda la construcción. Hay una gran inversión pública, muchísima inversión pública. La mano de obra y las empresas van a derivar más a esa mano de obra, esa inversión pública, los grandes proyectos que están en marcha.

El efecto también electoral ahora en mayo también impulsa en este primer trimestre las obras municipales y el desvío de la mano de obra a la inversión pública afecta, también, al sector privado. Es decir, hay una crisis en cuanto a recursos humanos, en cuanto a mano de obra y técnicos cualificados.

Estos técnicos se van a desplazar a esos grandes proyectos de inversión pública, donde también los costes salariales son mucho más altos. Lo que tenemos que buscar son soluciones como las que tenemos nosotros, de industrialización y digitalización.

P: Los retos del sector irían por ahí: digitalizar e industrializar…

R: Correcto. Por un lado, hemos puesto en marcha una iniciativa de formación para 30 alumnos, un ciclo formativo de 1.000 horas, totalmente gratuito para los 20 inscritos; y el 50% del personal que se apunte tiene garantizado un puesto de trabajo. Es una iniciativa pionera que hemos puesto nosotros en marcha: intentar abastecernos nosotros de mano de obra.

P: Si hace falta mano de obra, «tranquilo, yo te la doy». ¿Cómo ha funcionado?

R: Empezaron 20, dos han caído porque les ha salido trabajo en el transcurso del curso, y en este momento tenemos dos-tres que no cumplen con las reglas en cuanto a la presencialidad (somos muy estrictos), y hemos tenido también que descartarles.

Ya tenemos en marcha otro ciclo, este acabará en diciembre y accederán ya el 50% al mercado laboral en nuestras empresas, y vamos a poner en marcha el siguiente ciclo, que va orientado a la rehabilitación energética, a la instalación de fachadas.

B-Exclusivas

Últimas Noticias

Paid RRSS FotocasaPro academia formacion 24 generica