InicioComercialZaragoza apru...

Zaragoza aprueba el cambio legal para dar salida a sus locales vacíos

El Ayuntamiento apuesta por aprovechar el patrimonio construido y atajar el deterioro de la escena urbana y el declive de los barrios.

zaragoza dos

El Área de Urbanismo ha presentado una propuesta para modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) con el objetivo de flexibilizar los diferentes usos de los locales vacíos en la ciudad.

De esta manera, los locales en desuso podrían destinarse a usos culturales, comunitarios o de espacios de creación, garajes, estacionamiento para bicicletas o patinetes, en zonas densificadas donde las viviendas construidas no siempre cumplan con la dotación mínima de estacionamiento; para almacenes compartidos para distribución de mercancías o última milla; e incluso reconvertirlos en viviendas con plenas garantías de habitabilidad. 

No obstante, se ha querido dejar claro que esta medida no se traducirá en un incremento de las infraviviendas, si no que los inmuebles tendrán que cumplir todos los requisitos y condiciones de habitabilidad de cualquier vivienda, empezando por el número mínimo de metros, informa Mis Oficinas.

«Hemos prestado un especial interés en evitar la posibilidad de que las expectativas de uso residencial eleven el precio de los locales, dificultando aún más el mantenimiento de la actividad comercial, o el entremezclamiento desordenado de viviendas y usos comerciales u hosteleros en las mismas calles, con los consiguientes perjuicios mutuos», apunta Víctor Serrano, consejero de Urbanismo.

También se establecerán, en algunos casos concretos, normas de incompatibilidad para aquellos locales que no puedan ser transformados en vivienda bien sea por estar en una zona saturada de bares o por que la puerta del local es una persiana.

Además, esta propuesta de modificación también incluye poder dar a parcelas de suelo urbano consolidado la calificación de Vivienda de Protección Pública, lo que permitiría a la Administración mantener la propiedad del suelo aun cuando enajene el suelo a particulares o a otras administraciones.

Por último, la propuesta incluye otras normas para facilitar al Ayuntamiento la obtención de suelo en zonas consolidadas, con destino que el planeamiento podrá dejar abierto a futuros espacios libres, zonas verdes, equipamientos o viviendas públicas de alquiler. Esto permitirá que en determinados barrios se califiquen suelos destinados a esos fines cuando surja la oportunidad, reservándose para un momento posterior la decisión sobre su destino definitivo.

Abiertas estas posibilidades, el Ayuntamiento podrá impulsar, directa o indirectamente, no sólo la construcción de nuevas viviendas asequibles en los barrios centrales para fijar su población y atraer residentes jóvenes, sino también campañas de saneamiento gradual de las zonas más deterioradas de la ciudad, obteniendo nuevos espacios libres públicos, ampliando los patios de manzana o consiguiendo más suelo para equipamientos.

B-Exclusives

Latest news