InicioSocimisZambal logra ...

Zambal logra un préstamo de 50 millones de su principal accionista

La Socimi ha firmado un préstamo con Altaya, su accionista mayoritario, por importe de 50 millones de euros, que destinará a la amortización de deuda con entidades financieras.

edificio de oficinas de Zambal en Madrid

La Socimi Zambal, gestionada por IBA Capitalha formalizado un préstamo con Altaya, su accionista mayoritario, por importe de 50 millones de euros, según informa la compañía al BME Growth.

En concreto, el préstamo se formalizó el pasado 24 de mayo un tipo de interés fijo del 2% y vencimiento el 31 de mayo de 2022. Estos 50 millones serán destinado a la amortización de deuda de la sociedad con entidades financieras.

El vehículo de inversión francés, controlado por la familia Castel, es la cuarta Socimi en tamaño entre las 76 que cotizan en el BME Growth gracias a su capitalización bursátil de 813 millones de euros.

La cartera de Zambal

La compañía inmobiliaria gestionada por IBA Capital cuenta con una cartera de activos terciarios, principalmente de uso comercial y de oficinas, de más de 1.100 millones de euros. Zambal fue creada en 2013 y se incorporó al MAB en diciembre de 2015, con una capitalización de casi 600 millones de euros.

Entre las operaciones más importantes de Zambal, destaca la compra a Gas Natural de su sede ubicada en la Avenida de San Luis de Madrid en 2016, por 120 millones de euros. En Barcelona, la Socimi traspasó en 2019 un inmueble situado en plaza Cataluña, justo en la esquina con Las Ramblas, a un grupo de inversores liderados por Bankinter. Además, IBA Capital es dueña también del edificio Nodo.

Cancela operación en Madrid

El mes pasado, Zambal canceló la compra de un edificio de oficinas ubicado en Las Rozas (Madrid), que es propiedad de Naropa Capital. Entonces la compañía reembolsó íntegramente el préstamo recibido de su accionista principal, Altaya, por importe de 38 millones de euros. Puesto que decidió no ejecutar la transacción del activo sobre el que había suscrito “un contrato de promesa de compraventa”.

Así, la Socimi dio marcha atrás en el preacuerdo de compra que firmó el pasado mes de febrero. En su momento, las partes condicionaron el contrato al otorgamiento de la escritura de compraventa antes del 31 de julio de 2021.

Según la compañía, “dicha decisión no supone un cambio de estrategia o de política de inversiones” y sigue confiando en el futuro del mercado inmobiliario español. Finalmente, el edificio de oficinas fue adquirido por IBA Capital.

B-Exclusives

Latest news