InicioSocimisVitruvio cape...

Vitruvio capea la crisis con una caída del 5% de sus ingresos

La Socimi especializada en activos en alquiler en el centro de Madrid cierra 2020 con una cartera valorada en más de 170 millones de euros.

Edificio de vitruvio socimi en sagasta 24

La Socimi Vitruvio, especializada en la gestión de activos residenciales y comerciales en el centro de Madrid, ha cerrado 2020 con unas mejores cifras de las previsiones hechas tras el crack del Covid.

La compañía liderada por Joaquín López-Chicheri ha finalizado el último trimestre del año pasado con una cartera de activos valorada en más de 172 millones de euros. De esta cifra, los inmuebles de uso comercial son los que más peso tienen, alcanzando una valoración de 66,9 millones de euros, según Savills AN, mientras que los activos residenciales suman 53,8 millones y las oficinas, 28,3 millones.

En este portfolio se incluyen varios edificios residenciales como Sagasta 24, valorado en 21,4 millones (unos 4.518 euros el metro cuadrado), y el inmueble comercial y de oficinas Goya 5, cuyo valor actual se sitúa en 9,69 millones (5.302 euros el metro cuadrado).

Los rentas anualizadas se situaron en 8,1 millones de euros, con una caída de ingresos motivada por la salida de un inquilino (anunciado antes de la crisis) y por las bonificaciones y aplazamientos acordados con aquellos inquilinos afectados por la crisis del coronavirus. «Tomando como referencia las estimaciones pre-crisis,
publicadas en noviembre de 2019 frente a las últimas publicadas, la compañía
tendría una bajada de sólo el -5,05% en sus ingresos, motivada por las ayudas
a los inquilinos que las han solicitado justificadamente», explican desde la cotizada.

«En cualquier caso, el efecto de la pandemia no ha tenido un impacto relevante en la rentabilidad, siendo de un -0,6% si se compara con el cierre de 2019″.

La tasa de desocupación de Vitruvio ha aumentado por la crisis, situándose no obstante en 96,5% a cierre del último trimestre (y descontando los inmuebles en rehabilitación). «Gracias a la negociación de alquileres razonables y tasas de esfuerzo limitadas para los inquilinos se logran niveles altos de ocupación, sin especular con mayores rentas a cambio de mantener desocupados los inmuebles, lo cual perjudicaría la estrategia conservadora de largo plazo», explican desde la Socimi.

B-Exclusives

Latest news