InicioResidencialEl Ayuntamien...

El Ayuntamiento de Valencia rechaza el proyecto Benimaclet de Metrovacesa

El alcalde de Valencia ha comunicado a la promotora que el ayuntamiento no respalda su proyecto y que pretende reclasificar el suelo para proteger huertos urbanos y reducir la edificabilidad.

benimaclet proyecto metrovacesa

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha comunicado este miércoles a los responsables de Metrovacesa que el ayuntamiento no respaldará su propuesta para el desarrollo urbanístico del PAI de Benimaclet, donde preveía levantar más de un millar de viviendas.

Se trata del proyecto estrella de la promotora en la ciudad, donde se iba a urbanizar una superficie de casi 270.000 metros cuadrados y se iban a levantar unas 1.300 viviendas. Además, la inversión prevista alcanzaba los 280 millones de euros.

Con esta decisión, el alcalde de Valencia ha tomado partido por los grupos vecinales contrarios al plan aún a riesgo de que la paralización tenga como consecuencia una batalla legal con costes millonarios para el consistorio. Pues la promotora de viviendas ya lanzó un comunicado en el que advirtió que “actuará en defensa de sus derechos y contra la arbitrariedad”.

Ahora, el Ayuntamiento de Valencia se podría enfrentar a procesos judiciales que podrían acarrear indemnizaciones de 50 millones de euros por echar atrás el desarrollo urbanístico del PAI de Benimaclet.

El Ayuntamiento frena en seco

Ribó se reunió este miércoles con los directivos de suelo de la cotizada, Miguel Díaz y Pilar Salvador. Esta última es la presidenta de la Agrupación de Interés Urbanístico (AIU) que había presentado la alternativa para convertirse en agente urbanizador y desarrollar el sector.

Metrovacesa tiene el 40% de los terrenos y había logrado agrupar a otros propietarios por encima del 51%, umbral necesario para optar a la gestión indirecta.

Todo el procedimiento había seguido su curso, pero a las puertas de que la junta de gobierno municipal tuviera que aceptar o no la iniciativa ha sido cuando el alcalde la ha paralizado. “No sé si se lo esperaban o no. Pero se lo hemos dicho muy claro, que el proyecto no nos gusta, y que tiene que modificarse o se haga de otra manera, respetando la intención de los vecinos”.

El alcalde de Compromís anunció su deseo de “reclasificar” terrenos que ahora están ocupados por huertos urbanos. Esa es la principal reivindicación de un movimiento vecinal liderado por colectivos de izquierda.

B-Exclusives

Latest news