InicioHotelesUn complejo t...

Un complejo turístico de lujo en Nerja: así es el primer proyecto post-Covid-19 en Andalucía

Con una inversión de 311 millones, la inmobiliaria de la familia Larios prevé transformar 250 hectáreas agrícolas en un complejo hotelero, residencial y de golf de lujo.

proyecto Maro golf

De terrenos dedicados a la explotación agrícola intensiva a complejo inmobiliario y de golf de lujo. Éste es el plan que tiene el grupo andaluz Sociedad Azucarera de Larios (Salsa) para la zona de los acantilados de Maro, una extensión de 250 hectáreas, situada en la localidad malagueña de Nerja.

El proyecto, denominado Maro Golf, fue elevado a consulta pública el pasado 23 de marzo por el Ayuntamiento de Nerja. Entonces, comenzaba el periodo de consultas y alegaciones, proceso que quedó paralizado por el decreto del estado de alarma en España. Finalmente, este desarrollo se ha convertido en el primer proyecto convalidado por el decreto de simplificación administrativa que la Junta de Andalucía aprobó dentro del paquete de medidas para mitigar los efectos del coronavirus en la economía de la región.

Maro Golf fue presentado hace apenas días por su promotor, el grupo Salsa. La compañía, con actividad inmobiliaria tanto de promoción (Salsa Inmobiliaria) como de gestión de inmuebles (Salsa Patrimonio) así como de negocios agrícolas, ha anunciado que llevará a cabo ese proyecto con una inversión de 311 millones de euros y en un horizonte de diez años.

“Sociedad Azucarera Larios Inmobiliaria es propietaria única de los terrenos situados desde el Barranco de Burriana al Río de la Miel, con una superficie aproximada de 249,36 hectáreas”, señala el promotor en el convenio urbanístico firmado con el Ayuntamiento. “Actualmente, una buena parte de las tierras están ocupadas por invernaderos, otra, la menor, con explotación agraria de huertas, y otra, la mayor, improductiva”, que se convertirían en “un espacio de excelencia turística”.

Captura 2

En una extensión de 250 hectáreas, calificadas hasta ahora como terreno no urbanizable y de especial protección agrícola -su principal actividad actual es el cultivo del aguacate-, la inmobiliaria de la familia Larios prevé desarrollar un proyecto con tres zonas, una de uso residencial y turístico “de alto nivel”, otro de uso turístico-deportivo y turístico y una tercera área destinada a la preservación del Parque Natural Maro – Cerro Gordo, donde se desarrollarían “exclusivamente” actividades previstas por la Ley de Espacios Naturales.

Así, en la zona norte de los acantilados de Maro se construirá una zona residencial “de baja densidad”, “tipo pueblo Mediterráneo”, que albergará 680 viviendas, según figura en el convenio presentado en el Ayuntamiento de Nerja.

En la sur, se prevé la construcción de un campo de golf de 18 hoyos que se convierta en un referente a nivel mundial. Para ello, la compañía ha contratado al especialista Cabell B. Robison, artífice de otros proyectos de golf de referencia en la Costa del Sol, como Valderrama y la Reserva de Sotogrande.

hotel lujo recreacion maro golf 1
Recreación del hotel de lujo que se convertiría la antigua fábrica de San Joaquín.

El proyecto también recoge la recuperación de la antigua fábrica de azúcar de San Joaquín, datada de 1885 y actualmente en ruinas, para convertirse en un hotel de cinco estrellas gran lujo.

El convenio incluye también la cesión de parte de los terrenos por parte del Ayuntamiento en permuta a cambio de regularizar anteriores convenios de cesiones anticipadas u ocupaciones de suelos realizadas por el Ayuntamiento en los últimos años, convirtiendo las compensaciones en unidades de aprovechamiento y deduciéndolas de las cesiones obligatorias del nuevo sector. Además, Salsa realizaría una aportación económica de más de 1,33 millones de euros, incluyendo los gastos de urbanización.

En 1890, la familia Larios fundó la Sociedad Azucarera Larios S.A., firma que constituye el germen del actual Grupo Salsa, una de las inmobiliarias más consolidadas de Málaga. En pleno boom, llegó a facturar casi 100 millones de euros y atesorar una bolsa de suelo de diez millones de metros cuadrados. En la actualidad, Salsa gestiona una cartera de inmuebles, repartidos entre Madrid y Málaga, con más de 76.000 metros cuadrados de SBA (superficie bruta alquilable), que incluyen edificios de oficinas, locales, viviendas y el centro comercial El Ingenio, en Vélez-Málaga.

B-Exclusives

Latest news