InicioCompañíasTrinitario Ca...

Trinitario Casanova amplía capital en Baraka Holding en plena ‘guerra’ de litigios empresariales

La sociedad, que se montó en diciembre del pasado año y en la que figura el empresario Trinitario Casanova como administrador único, realizó una ampliación de capital por 104,6 millones de euros.

Trinitario Casanova grupo Baraka
El empresario murciano está involucrado en varias batallas judiciales.

La sociedad, que se montó en diciembre del pasado año y en la que figura el empresario Trinitario Casanova como administrador único, realizó una ampliación de capital por 104,6 millones de euros. El empresario, muy conocido por comprar empresas en quiebra o con problemas, y presentar demandas en proyectos polémicos, tiene ahora mismo tres frentes jurídicos abiertos para los que necesitará recursos.

Uno es el del proyecto Distrito Norte, más conocido como Operación Chamartín: Casanova registró en octubre una demanda contra BBVA y Distrito Castellana Norte (DCN) a los que reclama 713,8 millones de euros por incumplimiento de contrato sobre los derechos de reversión en la Operación Chamartín. Según Baraka, ambas empresas “están obligadas contractualmente a satisfacer los derechos de reversión derivados del procedimiento expropiatorio de los recintos ferroviarios de Chamartín y Fuencarral”.

Precisamente el diario EjePrime asegura que la ampliación se ha realizado para hacer frente a este posible litigio, que se encuentra admitida a trámite.

El otro litigio pendiente es el de los locales comerciales del Edificio España en Madrid, sede hoy de un hotel de lujo de Riu. En enero la Socimi Inbest informó de que había escriturado los locales comerciales del inmueble a cambio de 160 millones de euros. Esta adquisición se producía una semana después de que el Grupo Baraka interpusiese un recurso contra la sentencia que le negaba la propiedad de este espacio que suma cerca de 15.000 metros cuadrados; el tema no estará resuelto hasta que haya una sentencia en firme de la Audiencia Provincial y en última instancia, la Audiencia Nacional.

Y por último Corum, un fondo de inversión francés, ha demandado a su empresa Baraka por haberse repartido dividendo por valor de 10 millones de euros de una de sus empresas, Trabis, y después haber declarado concurso de acreedores al no poder hacer frente a los pagos. Corum es el principal acreedor de esa empresa, en la que invirtió 14 millones de euros.

B-Exclusives

Latest news