InicioCompañíasSonae Sierra ...

Sonae Sierra registra pérdidas de 56 millones por la devaluación de sus centros comerciales

La compañía, dueña de casi una treintena de centros comerciales, se anota 53 millones de pérdidas por la devaluación de sus establecimientos.

McArthurGlen outlet malaga
McArthurGlen Malaga Outlet, copropiedad de Sonae Sierra.

El operador y gestor de centros comerciales Sonae Sierra, filial del conglomerado empresarial portugués Sonae, ha sufrido un importante impacto del coronavirus en sus resultados semestrales.

«Sonae Sierra se enfrentó a una situación particularmente desafiante, concretamente en Portugal, con todos los centros comerciales prácticamente cerrados durante el trimestre y un alto grado de incertidumbre en la recepción de los alquileres debido a una legislación sin precedentes (a pesar de los acuerdos que ya se habían firmado con la gran mayoría de inquilinos)», ha señalado Cláudia Azevedo, CEO de Sonae.

La compañía, propietaria de 27 centros comerciales repartidos entre Portugal, España, Italia, Grecia, Colombia, Brasil y Rumanía, ha cerrado los seis primeros meses de 2020 con unas pérdidas de 56 millones de euros, de las que solo tres millones corresponden al resultado operativo del negocio y los otros 53 millones proceden de la devaluación de sus activos inmobiliarios, según ha señalado el grupo en su presentación de resultados.

«El Covid-19 tuvo un impacto material en el sector inmobiliario minorista durante el segundo trimestre, principalmente en centros comerciales actividades comerciales, impactando negativamente en todas las unidades de negocio de Sonae Sierra», reconocen desde Sonae.

No obstante, la inmobiliaria -dueña de centros como Plaza Mayor en Málaga, MaxCenter en Bilbao, Valle Real en Santander, Luz del Tajo en Toledo y el 50% de McArthurGlen en Málaga, entre otros- ha asegurado que la fase de reapertura de sus establecimientos está siendo «exitosa», con una evolución positiva del número de visitantes, aunque siempre todavía por debajo niveles pre-Covid, mientras que la cifra de ventas de sus inquilinos muestran «signos alentadores».

A nivel grupo, la multinacional portuguesa, con negocios en el comercio minorista, tecnología, telecomunicaciones además de inmobiliario, registró unas pérdidas de 75 millones de euros en el primer semestre de 2020, frente a los 38 millones de beneficio obtenidos en el mismo periodo del año anterior.

B-Exclusives

Latest news