InicioCompañíasSoftbank inye...

Softbank inyecta 1.000 millones en WeWork

El grupo japonés ha inyectado 1.000 millones de euros en la compañía especializada en espacios de trabajo, que sumaría liquidez por valor de 3.500 millones.

shutterstock 1489507754

SoftBank ha inyectado 1.000 millones de euros en WeWork, la empresa especializada en alquiler de espacios de coworking y que se está viendo afectada por el descenso de usuarios ligado al coronavirus.

Así, la compañía de espacios flexibles sumaría liquidez por 3.500 millones, tras una inyección de capital realizada vía deuda preferente. «Es otra señal de que SoftBank continúa apoyando a nuestro negocio», ha señalado WeWork según un documento obtenido por Bloomberg.

En el segundo trimestre del año, WeWork incrementó sus ingresos un 9% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta 882 millones de dólares (unos 750 millones de euros).

No obstante, los usuarios cayeron un 12% hasta 612.000. «El covid-19 ha tenido impacto en el negocio», ha explicado la directora financiera Kimberly Ross, quien añadió que «hemos visto demanda de los líderes empresariales que buscan flexibilidad en un mercado global».

La firma estadounidense se ha centrado en recortar costes después de fracasar en su intento de salir a Bolsa en 2019, crisis que se saldó con la salida del fundador Adam Neumann.

WeWork, que llegó a estar valorada en casi 40.000 millones de euros, ahora apenas está contabilizada con una décima parte de esa cantidad en las cuentas de Softbank en menos de 3.000. El grupo nipón ha dedicado 8.500 millones a la compañía de espacios flexibles de trabajo. La nueva financiación reemplaza un compromiso por la misma cantidad adoptado por Softbank y vinculada a la salida a Bolsa.

WeWork prevé ser rentable en 2021

La compañía especializada en espacios de coworking WeWork prevé alcanzar la rentabilidad en 2021. El presidente ejecutivo de la firma estadounidense, Marcelo Claure, ha asegurado en una entrevista a Financial Times que la compañía espera tener beneficio operativo en 2021.

«Dentro de un año verán que WeWork es básicamente una empresa rentable con una increíble diversidad de activos«, ha explicado Claure, que asumió el cargo de presidente ejecutivo de WeWork el pasado mes de octubre tras la fallida salida a Bolsa del grupo y la dimisión de su fundador y CEO, Adam Neumann.

Para salir de los números rojos, el grupo de espacios de coworking se ha deshecho de activos no estratégicos -como la escuela de código Flatiron School o la firma de software Teem-, ha renegociado el precio de alquileres y ha llevado a cabo duros recortes de plantilla.

En concreto, WeWork ha despedido a más de 8.000 empleados desde que estallara la crisis del grupo, lo que supone el 60% del total de 14.000 trabajadores que tenía la firma. Actualmente, son 5.600 personas las que conforman la plantilla.

B-Exclusives

Latest news