InicioProtagonistasSituación de ...

Situación de los jóvenes en el mercado hipotecario en España

Clientes para comprar una vivienda visitan un stand en el salon inmobiliario de madrid sima 2021

El precio de la vivienda en las grandes ciudades, la precariedad laboral, la incapacidad de ahorro sumado a la falta de oportunidades profesionales hacen que, en muchos casos, la posibilidad de comprar una primera vivienda entre los más jóvenes sea algo utópico. De hecho, si el acceso a la vivienda para los jóvenes españoles era uno de los mayores retos que había en nuestro país, tras la pandemia la ‘emancipación’ se ha complicado aún más.

El sector inmobiliario se enfrenta a un gran desafío para favorecer el acceso de los jóvenes a la vivienda. Por ello, algunas entidades bancarias están trabajando y poniendo el foco en este sector de la población, con el fin de aportar soluciones que faciliten el acceso de los jóvenes a su primera vivienda. Es el caso de EVO Banco, con quien recientemente hemos lanzado en colaboración una hipoteca para menores de 35 años con hasta un 90% de financiación. Este aumento del importe máximo de financiación es uno de los puntos más demandados por los jóvenes, ya que en la mayoría de los casos no cuentan con ahorros suficientes aunque sí puedan hacer frente al pago de la cuota.

Cada vez son más las entidades que prestan atención a este colectivo, como Kutxabank, que destaca por una bonificación adicional de un 0,25% sobre el tipo de interés ofrecido hasta que se cumplan los 35 años, Cajasur o Unicaja, que también ofertan productos exclusivos pensados para los jóvenes.

En las grandes ciudades como Madrid y Barcelona, para hacer frente a la compra de una vivienda más de un tercio de los jóvenes (36%) tendría que pedir una hipoteca superior al 80% del valor de la casa por lo que es clave que las entidades y los expertos, tanto de la administración pública como privada, vuelquen sus esfuerzos en analizar todas las vías posibles para que cada vez haya más opciones para que este sector de la población pueda solicitar una hipoteca que les permita el acceso a su primera vivienda. 

De hecho, tal y como desprende el ‘Estudio de hábitos de los españoles’ de Rastreator, el 74% de los españoles que viven de alquiler afirman querer comprar una vivienda, por lo que el interés por adquirir una propiedad se sigue manteniendo, a pesar de que los hábitos de consumo o las prioridades hayan variado y en la actualidad se destine más cantidad al ocio que al ahorro.

Asimismo, vemos que los jóvenes se preocupan por lo que pagarán por su hipoteca en el futuro y prefieren evitar riesgos ante una posible evolución negativa del euríbor en los próximos años.

Así, el 87% de los menores de 35 años opta, según datos del comparador de Rastreator, por una hipoteca fija, con una cuota media de 557€. El interés medio de las hipotecas contratadas por el colectivo más joven es de 1,18% y el importe medio de las hipotecas firmadas durante este último año ha sido de 157.000 euros, con una aportación media de 62.000 euros.

En la mayoría de los casos, declaran que dicha aportación procede en el 82% de las ocasiones de ahorros y un 3% de ayudas familiares con un endeudamiento promedio del 22%. De hecho, una de las principales dificultades a las que se suelen enfrentar aquellos interesados en la compra de una vivienda es contar con ese capital previo, ya que según nuestro estudio, el 50% no puede asumir dicho coste. La ayuda de asesores hipotecarios expertos en la materia se vuelve fundamental en este sentido, ya que la contratación de una hipoteca puede ser en muchos casos la decisión financiera más importante que se toma en la vida. Un servicio gratuito, como el que contamos en Rastreator, permite aconsejar de forma totalmente objetiva y acceder a los mejores productos hipotecarios del mercado. Esto genera la seguridad necesaria a los interesados de que están eligiendo la mejor opción disponible.

Es cierto que esta inaccesibilidad puede acarrear consecuencias a largo plazo ya que retrasar el acceso a una vivienda hace que a su vez se ralentice el ciclo vital de las personas. Por eso, trabajar con este objetivo, seguir creando ayudas para la compra de primera vivienda además de reclamar la necesidad de que haya más suelo disponible para construir, es imprescindible. En definitiva, aunar fuerzas desde todos los sectores para seguir trabajando en buscar alternativas que combatan este problema y que los jóvenes tengan mayor cabida en el mercado inmobiliario.

B-Exclusives

Latest news