InicioB-ExclusivasSeseña y sus ...

Seseña y sus viviendas ‘resucitan’ 15 años después de ‘El Pocero’

Seseña resurge gracias al empleo inmologístico y su condición de ciudad satélite frente a Madrid. Hoy, adquirir el ansiado chalet aquí cuesta medio millón menos que en la Comunidad madrileña, según datos de la plataforma inmobiliaria Brainsre.

shutterstock 559841074Cuando se habla de Seseña, es inevitable recordar a Francisco Hernando, conocido popularmente como ‘El Pocero’. El complejo residencial Francisco Hernando es hoy El Quiñón. Sólo se llegó a inaugurar la primera fase completa en 2007.

El promotor autodidacta, que falleció el año pasado, ideó una gran ciudad de la nada. Hernando comenzó en 2002 a levantar su macroproyecto residencial, pero el elevado endeudamiento chocó con el crash financiero e inmobiliario de 2007, y se llevó por delante sus empresas. Y la finalización de su ciudad toledana.

El Pocero terminó 5.096 viviendas de las 13.000 proyectadas antes del estallido de la crisis en 2008. Los primeros vecinos llegaron a pagar 250.000 euros por una vivienda de 100 metros cuadrados en 2007, mientras que en 2011, en lo más profundo de la crisis, los bancos vendieron por entre 50.000 y 60.000 euros estos mismos pisos y consiguieron liquidar gran parte del ‘stock’ heredado.

Hoy, según los datos de la plataforma de big data inmobiliario Brainsre, la diferencia entre los precios que oferta el mercado residencial madrileño frente a los municipios de Toledo, Illescas o Seseña, es abismal. Por ejemplo, adquirir un chalet en Seseña cuesta medio millón de euros menos que en la Comunidad de Madrid.

Aumentan la población y los inmuebles logísticos

Uno de los indicadores que ilustra el dinamismo de una ciudad, y por ende, el del mercado inmobiliario, es el aumento de población. Así, y según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), Seseña, que en 2019 registraba un total de 25.835 habitantes, alcanzó los 27.066 en el pasado año, lo que supone un 4,7% de incremento poblacional. Un enclave de Castilla La Mancha, pero a algo más de 30 kilómetros de Madrid, que se beneficia de precios más bajos de vivienda y está bien comunicado.

El otro dato que empuja la reactivación de las ciudades es la creación o consolidación de actividades económicas que empujen la residencia estable de la población. En el caso de Seseña, el motor está siendo el desarrollo del mercado industrial, y en concreto del logístico. Lo último: el municipio toledano albergará más de 4,5 millones de metros cuadrados de suelo industrial en un nuevo desarrollo en el polígono Parquijote.

Proyectos de gran dimensión

Merlin Properties colgó el cartel de completo en su plataforma logística situada en Seseña, a finales del pasado año. Fue construida a riesgo en la localidad y cuenta con una superficie de 26.909 m2 de almacén y 1.732 de oficinas. El gestor BentallGreenOak comercializa ahora dos plataformas logísticas en Seseña y Alovera. La plataforma logística en Seseña cuenta con 29.116,74 m2 construidos. Y Meridia tiene un proyecto también ubicado en esta localidad.

Pero el motor inicial que ha puesto en marcha la instalación de muchas empresas ha sido la plataforma central Iberum. Así, el grupo logístico Carreras acaba de alquilar a Mountpark una nave de 85.624 metros cuadrados, similar al tamaño de 12 campos de fútbol en este parque industrial.

Iberum está ubicado en Illescas (Toledo), y es un parque de distribución de primera magnitud, desde donde ya operan grandes compañías como Amazon, Airbus, Michelin, Toyota, H& M y Zalando, entre otras. Y el encarecimiento de los precios de la vivienda en Illescas también ha empujado a la población de estas y otras localidades a ir buscando precios más económicos, lo que ha beneficiado a Seseña.

Otro motor incipiente es el de las fotovoltaicas. El pasado mes de julio, se dio luz verde a la calificación urbanística para instalación de una planta fotovoltaica, subestación eléctrica e infraestructuras de evacuación denominada ‘Dehesa Nueva del Rey’, con una superficie total de 401,46 hectáreas, y una inversión de 23,2 millones de euros.

Precios de vivienda

En paralelo, los precios han ido subiendo ligeramente, favorecidos por la subida de los mismos en Madrid y el deseo de cambiar cercanía por más metros cuadrados y jardín con la pandemia.

Madrid sigue en máximos históricos, alcanzando los 4.123 euros el precio del metro cuadrado en este primer trimestre de 2021. Seseña, que es el municipio más asequible frente a Illescas o el propio Toledo, está en 995 euros el metro cuadrado, según los datos de la plataforma de big data inmobiliario Brainsre.

Si hablamos ahora de tickets, vemos como el precio medio para comprar una vivienda en Madrid (518.511 euros) supera en más de 315.000 euros a Toledo e Illescas. Una vivienda en el municipio toledano costaría 200.272 euros de media, mientras que en Illescas, el coste ronda los 200.959 euros.

Seseña es la que tiene una diferencia abismal; la aportación para adquirir un residencial es casi 360.000 euros inferior a la necesaria en la capital española, con un precio de adquisición de 158.741 euros.

Centrándonos ahora en el último ejercicio marcado duramente por la crisis del Covid-19, vemos cómo en Madrid aún han crecido levemente los precios, un 0,48% en este último año. En cambio, en los municipios castellano-manchego arrojan resultados negativos con bajadas de precios, sobre todo, en Toledo con un 7,79%, seguido de Illescas con un 0,63% de caída. En Seseña, el descenso ha sido muy leve: un 0,1%.

El ansiado chalet

Analizando ahora por separado ambas tipologías de piso y chalet, podemos observar como las diferencias para el mercado de casas son aún mucho mayores con respecto a los tres municipios manchegos. De hecho, en la tabla se muestra como adquirir una casa en Seseña cuesta medio millón menos que en la Comunidad de Madrid.

Las diferencias siguen siendo muy grandes tanto en el caso de Illescas donde comprarse una casa cuesta 461.019 euros menos que en la comunidad madrileña o Toledo, donde se abarataría más de 320.000 euros.

En la tipología de pisos, las diferencias son bastante parecidas entre los tres municipios, ya que rondan entre los 229.000 y los 235.000 euros menos que en la Comunidad de Madrid. Con estas cifras, en Illescas, Toledo y Seseña, se podrían comprar dos pisos por el precio que cuesta uno en el municipio de Madrid.

Y por último, un guiño a la nueva estrella del sector, la promoción de vivienda destinada al alquiler. Este municipio fue noticia el pasado junio cuando Sareb anunció que buscaba inversor para un proyecto ‘Build to Rent’, concretamente el Proyecto Stone, una promoción de 290 viviendas que se encontraban ya en construcción.

Además…Los precios de la vivienda empujan a ‘nuevas Seseñas’

 

Los artículos de B-Exclusivas son republicables, bajo licencia Creative Commons. Creemos en la colaboración entre medios. Estamos encantados de que utilices este artículo. También si este material te sirve de inspiración para crear algo nuevo partiendo de él. Lo único que te pedimos es que nos atribuyas la autoría con enlace al artículo original. La forma correcta de hacerlo es: «Información originalmente publicada en Brainsre.news». Si tienes cualquier duda ponte en contacto con nosotros: redaccion@brainsre.com.

B-Exclusives

Latest news