InicioCompañíasRenta Corpora...

Renta Corporación prevé volver a beneficios en 2021 con un resultado positivo de 9 millones

La inmobiliaria cotizada avanza que el primer trimestre cerrará en positivo, tras vender 3 hoteles, -entre ellos el Nobu de Barcelona-, cuyo valor agregado suma más de 110 millones.

Edificio oficinas augusta de renta corporacion

La inmobiliaria Renta Corporación cerró el 2020 con unos resultados en línea con la evolución desfavorable de la actividad inmobiliaria y económica a causa de la pandemia de Covid-19, situándose en unas pérdidas de 8,8 millones de euros.

Pese a este año horribilis de pandemia para tantas empresas, la compañía prevé volver a beneficios en 2021. La inmobiliaria cotizada avanza que el primer trimestre cerrará en positivo, tras vender 3 hoteles cuyo valor agregado suma un total superior a los 110 millones.

Desinversiones

Así, en su discurso durante la celebración este miércoles de la Junta General de Accionistas de Renta Corporación, el presidente de la compañía, Luis Hernández de Cabanyes, ha señalado que «la compañía obtendrá de nuevo beneficios durante el ejercicio actual, y la calidad de las operaciones en curso permitirá obtener un resultado en torno a los 9 millones de euros en 2021″.

Hernández de Cabanyes ha anunciado que en el primer trimestre de 2021, Renta Corporación ha logrado ya recuperar un resultado positivo. En este sentido, el presidente de Renta Corporación ha avanzado que la compañía ha transaccionado con éxito 3 hoteles, entre ellos el Nobu de Barcelona, cuyo valor agregado suma un total superior a los 110 millones.

La compañía ultimaba hace unos meses la compra de los hoteles BCN Urbaness Gran Ducat y BCN Urbaness Gran Ronda, a los que se ha sumado un tercero. Renta firmó una opción de compra sobre ambos establecimientos, propiedad de la cadena controlada por Ignasi Santacreu, aunque su prioridad era acabar actuando como intermediario para vender los activos a un tercero.

En concreto, la inmobiliaria de Luis Hernández de Cabanyes ha negociado con grupos hoteleros, ‘family offices’ y fondos de inversión el traspaso de ambos hoteles, cuya venta ha cristalizado finalmente, aunque se desconoce el comprador. “Es muy positivo para los propietarios hoteleros que exista capital dispuesto a ser invertido en este sector, pues ese capital pone un “suelo” a la caída del precio de los mismos”, ha comentado.

Y hace unos meses, Renta Corporación cerró la venta del Nobu Hotel Barcelona. La cotizada firmó una opción de compra con Selenta Gruop, que ejecutó pocas semanas después, cuando traspasó el establecimiento al fondo inmobiliario ASG, de la gestora estadounidense ASG, por 80 millones de euros.

Entrada de un inversor de la familia fundadora de Carrefour

En parelelo, la compañía anunció hace unos días la adquisición de un edificio en la Vía Augusta de Barcelona para desarrollar un espacio de coworking de 4.000 metros cuadrados para el grupo IWG, líder mundial de espacios de trabajo flexible. Renta Corporación invertirá 8 millones de euros en la rehabilitación de la antigua sede del Instituto de Estudios Norteamericanos, que contará con el sello de certificación ambiental LEED Silver.

Los accionistas han aprobado también la entrada del inversor Grégoire Bontoux en su Consejo de Administración, miembro de la familia fundadora de Carrefour. El directivo ha ido adquiriendo paquetes accionariales en los últimos meses, que le han hecho alcanzar una posición del 5% en el capital de la firma.

La inmobiliaria concentra su foco de negocio en los mercados de Madrid y Barcelona, y complementa su modelo de negocio a través de su actividad patrimonial. Así, gestiona activos inmobiliarios de diferente naturaleza, tanto de su propiedad como de sociedades participadas, principalmente de la Socimi residencial Vivenio, actualmente con más de 3.000 viviendas.

El Consejo de administración de la Socimi, participada también por  APG, está analizando una posible ampliación de capital por un valor aproximado de entre 400 y 600 millones de euros.

B-Exclusives

Latest news