InicioTop NewsRaúl Guerrero...
650x250 copia 4

Raúl Guerrero (Gestilar): «El sector promotor se encuentra en una posición fuerte, sin un componente elevado de deuda corporativa»

El consejero delegado de Gestilar señala que los incrementos de los tipos supondrán una ralentización temporal en la compraventa de viviendas durante el primer semestre de año.

RAUL GUERRERO GESTILAR

Brainsre.news pulsa la opinión de los principales actores del sector inmobiliario en la encrucijada de un 2022 de récord y un 2023 marcado por la incertidumbre de una situación económica de ralentización, recesión en algunos países de Europa, subida de tipos, alta inflación y guerra en Ucrania. ¿Cómo afronta cada uno el momento? Raúl Guerrero, consejero delegado de Gestilar, repasa la inversión en real estate español durante 2022 y lanza sus expectativas para el año que entra.

Pregunta: ¿Cómo calificaría este 2022 para el sector inmobiliario?

Respuesta: A pesar de las dificultades para la economía que la guerra de Ucrania y los incrementos de costes de construcción han traído consigo, el sector inmobiliario se ha comportado bien en 2022, continuando la senda de crecimiento iniciada tras la pandemia y terminando de recoger parte de la demanda acumulada durante el confinamiento y el ahorro de las familias en ese periodo.

Actualmente el sector promotor se encuentra en una posición fuerte, sin un componente elevado de deuda corporativa; en un mercado donde sigue fluyendo la financiación por parte de las entidades bancarias; con una producción de unidades ajustada al mercado y un esfuerzo hipotecario (30%-32%) por parte de las familias todavía en entornos muy razonables.

P: ¿Qué espera del año 2023 en cuanto a impacto de la ralentización y duración e intensidad de una posible crisis?

R: Los incrementos de tipos de interés que hemos vivido los últimos meses, necesarios para contener la inflación, pueden tener un impacto temporal de ralentización de las transacciones de vivienda durante el primer semestre del año, con un comportamiento diferente en la segunda mano y la obra nueva. Mientras que en segunda mano puede haber ligeros ajustes de precios en determinadas ubicaciones, en obra nueva el precio se mantendrá estable, incluso con ligeros incrementos orgánicos, debido a la escasez de oferta y la estabilidad de la demanda.

Los datos indican que, tras alcanzar una variación del 10,8% interanual en Julio, el IPC inició una tendencia a la baja que se prevé que continúe en 2023. Así, el Banco de España, estima que la inflación a cierre de 2022 se sitúe en el entorno del 8,5% y para el cierre de 2023 sus previsiones la ubican en un escenario del 4,5%. De ser así, la pérdida de poder adquisitivo por parte de los españoles se iría mitigando, lo que podría suponer una reactivación del consumo y las transacciones inmobiliarias en la segunda mitad de 2023.

P: ¿Con qué herramientas afronta su empresa este panorama de incertidumbre?

R: En Gestilar continuaremos apoyándonos en las que, tradicionalmente, han sido nuestras ventajas competitivas. Las mismas se fundamentan en un producto exclusivo, bien ubicado y con sello propio; un plan de negocio flexible, sin la presión de cumplir con un determinado volumen de proyectos, y adaptable a la coyuntura del mercado; y por último el contar con una constructora propia dentro del grupo para controlar, no solo los plazos de ejecución, sino también los costes de materiales gracias a la previsión y al acopio en momentos en los que el precio baja.

P: ¿Qué segmentos del inmobiliario pueden sufrir más y cuáles resistirán mejor?

R: Todos los estudios parecen apuntar a que la vivienda de segunda mano será el segmento donde esta ralentización de compraventas que se prevé en el mercado tendría un mayor impacto. La obra nueva, por la escasez de oferta en relación a la demanda, se vería menos afectada. Dentro del segmento de obra nueva, el mayor potencial de crecimiento lo siguen teniendo fórmulas relativamente nuevas y alternativas a la tradicional promoción inmobiliaria Build to Sell o construir para la venta. Me refiero al Build to Rent y otras soluciones como coliving o el senior living.

El sector living en España ha supuesto casi 4.000 millones de euros en lo que va de año, a través fundamentalmente de fondos de inversión, y representa más del 25% de la inversión total del sector inmobiliario, pero aún la demanda supera con creces a la oferta en todos sus subsectores: residencias de estudiantes, coliving senior living, por lo que es un segmento que sin duda continuará creciendo a buen ritmo el próximo año.

Por último, cabe mencionar todo el sector de las proptech que sin duda seguirán acaparando cada vez más un mayor protagonismo. España es el tercer país en número de empresas proptech de Europa y uno de los que mayor interés e inversión extranjera acapara, por lo que el crecimiento del sector en España en 2023 está más que garantizado.

650x250 copia 4

B-Exclusives

Latest news

Mesa de trabajo 1 copia 3