InicioMercadoRalentización...

Ralentización en el mercado inmobiliario de Sanxenxo

El mercado está parado y el comprador se mantiene a la expectativa, tanteando. Se pide información y se conciertan muchas visitas, pero pocas se concretan en ventas.

shutterstock 181672718

Las expectativas del mercado inmobiliario para este verano a pesar de no ser malas y de que los precios se hayan mantenido estables y la demanda haya continuado subiendo, se han cerrado pocas ventas, informa La Voz de Galicia.

Desde la Inmobiliaria Abal señalan que el verano está siendo flojo ya que los posibles compradores no quieren pagar precios tan altos, además de la incertidumbre generada por la situación actual de crisis económica. El mercado está parado y el comprador se mantiene «a la expectativa, tanteando»,añaden desde Abal. Se pide información y se conciertan muchas visitas, pero pocas se concretan en ventas.

El perfil de comprador sigue siendo el de otros años, matrimonios cercanos a la jubilación, de clase media-alta y que quieren instalarse en un lugar tranquilo. Muchos son de León, Asturias o Madrid, pero también los hay gallegos, sobre todo de las provincias del interior.

Lo que sí ha cambiado sin duda son las preferencias a la hora de buscar una vivienda. Las casas unifamiliares y las parcelas para construir son las más demandadas. «Esto se ha venido viendo desde el fin del confinamiento. La gente piensa en comprar la finca, hacerse una pequeña casa y tener un lugar más abierto», señala Josina Silva, de la inmobiliaria Javier Tovar. Propiedades que se sitúan entres los 300.000 y los 35.000 euros.

Las inmobiliarias entienden que las necesidades de los compradores han cambiado, puesto que muchos han tenido que responder a nuevas necesidades por parte de los compradores y a reorientar sus actividades y buscar espacios aptos para trabajar desde casa.

Respecto a como seguirán evolucionando las ventas, Silva opina que todo dependerá mucho de cómo siga la evolución de la pandemia. Abal, por su parte, refiere que «con el volumen de trabajo que estamos teniendo, a poco que se venda, la situación puede mejorar».

No hay crisis en Engels & Volkers

Para la sede de Engels & Volkers en las las Rías Baixas, las expectativas incluso se han superado. «Podemos hablar del doble de actividad del año pasado. Y en cuanto a ventas, casi el doble también», indica uno de sus trabajadores, Lisardo Fernández.

Han llegado a cerrar ventas con compradores ingleses y australianos. El resto de clientes y la tipología de viviendas que ofrecen es parecido al de otras firmas. «El modelo tipo más vendido ha sido un piso cerca de la playa, no necesariamente en primera línea, con dos o tres habitaciones, de en torno a 200.000 euros».

Además, desde la inmobiliaria señalan que han llegado a vender casas que se acercan a los 400.000 euros. Y en cuanto a los pisos de lujo «no se han acabado vendiendo, pero sí hubo más interés que el año pasado».

B-Exclusives

Latest news