InicioMercadoEl precio de ...

El precio de la vivienda se estanca, pero subirá cerca de un 3% en 2022

Acuña anticipa una recuperación de la demanda de vivienda en 2021 cercana al 5%, con lo que se situaría en 450.000 unidades.

El precio de la vivienda se estanca, pero subirá cerca de un 3% en 2022

El precio de la vivienda en España subirá un ligero 0,1% interanual en 2021 y un 2,8% en 2022, según el último Anuario Estadístico del Mercado Inmobiliario Español de Acuña.

“La previsión de precios sigue sujeta a elevados niveles de incertidumbre ante la materialización de los efectos de la crisis del coronavirus a medio plazo, pero lo cierto es que su evolución durante la pandemia ha sorprendido por la resiliencia, particularmente de los precios de vivienda nueva”, señalan desde Acuña.

En concreto, los precios de la vivienda de obra nueva repuntarán un 0,2% en 2021 y un 2,9% el año que viene. “En el mercado de obra nueva, el precio se mantuvo más resiliente por factores como la relativa escasez de oferta, que no parece que vaya a perdurar en el tiempo, y por las nuevas preferencias de los compradores hacia ubicaciones más periféricas y viviendas de mayor dimensión”, explican.

Recuperación de la demanda del 5% en 2021

Por otro lado, Acuña prevé una recuperación de la demanda de vivienda próxima al 5% en 2021, con lo que se situaría alrededor de las 450.000 unidades, niveles inferiores, no obstante, a los registrados antes de la pandemia.

“Los efectos de la pandemia se han visto acotados en el mercado residencial por la reducción de tipos de interés, la ausencia de sobreoferta, la sólida posición financiera de los hogares y la contundente respuesta de las políticas económicas”, apuntan.

Para el año que viene, Acuña espera que se amortigüe el ritmo de avance de las ventas una vez se desactiven las medidas de estímulo como los ERTE o las moratorias hipotecarias.

“Parte del dinamismo de la demanda de vivienda observada en 2021 responde al afloramiento de la demanda embalsada durante los meses de confinamiento, un efecto que tenderá a disiparse. Además, la demanda extranjera seguirá debilitada mientras no se reestablezca por completo la movilidad internacional y las tensiones inflacionistas desatadas por la vertiente de la oferta, derivadas del encarecimiento de las materias primas y de la escasez de suministros, anticipan una reversión de los tipos de interés negativos, lo que redundaría en un tensionamiento de las condiciones de financiación”, indican.

La oferta se dispara

La recuperación de la actividad promotora y el avance de la oferta de vivienda de segunda mano elevarán hasta las 400.000 unidades la oferta generada este año, un 23,4% más que en 2020, según Acuña. Además, en 2022, la oferta subirá un 7,2%.

En concreto, tanto en 2021 como en 2022, la oferta de vivienda nueva se situará alrededor de las 100.000 unidades, registrando tasas de crecimiento de dos dígitos.

En cuanto a la vivienda de segunda mano, “el principal factor impulsor será el componente de rotación y herencias, tras alcanzar un mínimo histórico en 2020 como consecuencia del cierre de la actividad registral durante los sucesivos confinamientos”, concluyen.

B-Exclusives

Latest news