InicioProtagonistasPlanificamos ...

Planificamos juntos las oficinas post-pandemia

shutterstock 4110259

La incidencia del coronavirus remite, la actividad económica se recupera y la normalidad del trabajo en la oficina vuelve a nuestras vidas. Ha sido complicado y se ha logrado gracias al esfuerzo de todos: avanzamos en la dirección correcta hacia adelante y no vamos a retroceder. Como asociación que agrupa a las principales consultoras inmobiliarias con presencia en España, nos comprometemos a ayudar a las empresas pequeñas, medianas y grandes; todas deben estar alineadas con las directrices de las oficinas post-pandemia, en las que los trabajadores ejerzan su labor con todas las garantías sanitarias, de seguridad y en un contexto eco friendly.

Ligada a las mejores cifras de la pandemia y el alto porcentaje de personas vacunadas, una de las noticias que más se esperaban en todos los sectores era la vuelta a la normalidad sin restricciones de aforo. Las comunidades autónomas ya han puesto en marcha esta posibilidad, siendo la de Madrid una de las primeras en establecerlo, ya desde este mes de octubre. La hostelería, los teatros, cines e incluso las celebraciones religiosas solo tienen como limitación las propias de prevención e higiene.

En esta redefinición de nuestras instalaciones y activos, se encuentran los espacios de trabajo. En estos meses hemos notado un gran incremento en nuestros servicios de asesoramiento relacionados con workplace strategy. A las medidas de innovación, eficiencia energética, sostenibilidad y tecnología que ya aplicábamos desde hace años y de forma proactiva, los clientes solicitan ahora un plus, un planteamiento adhoc con las particularidades de la empresa y de rápida aplicación para que no entorpezca el normal desarrollo de la actividad. En esta labor más concienzuda de entender el negocio, sus necesidades, objetivos y recursos para diseñar y construir juntos los nuevos espacios de oficinas, la apuesta segura es acudir a un equipo multidisciplinar experto como el que representan nuestras firmas asociadas.  No nos podemos equivocar en esta acción, en juego está la retención y captación del talento, la percepción interna y externa de nuestra corporación y el ajuste real y optimización entre espacio y recursos.

Además de la seguridad, a los empleados les gustaría que su lugar de trabajo tuviera menos ruido y olores, según una encuesta reciente. El mismo estudio muestra que casi 9 de cada 10 empleados europeos consideran el lugar de trabajo “esencial” para el éxito de las operaciones de negocios tras la pandemia. Se trata de un aval del mismo equipo humano a una rutina que se echa de menos: reuniones presenciales, un café de media mañana con compañeros y un amplio etcétera.

Con la introducción del teletrabajo en nuestra vida ahora reconvertido y adaptado a un modelo mixto y flexible laboral, se ha cambiado el concepto de siempre de despachos cerrados y lugares fijos por otro de apertura y convivencia. La tendencia es ahora planificar espacios diáfanos, amplios, con sitios y mesas sin dueño predeterminado donde se ha demostrado que el trabajo en equipo y las relaciones sociales salen beneficiadas.

La digitalización y preparación a nivel técnico de vídeo y audio del espacio es fundamental para poder conectarse a la nube y en remoto desde cualquier ubicación de la sede, en una configuración que contempla más espacios comunes e integrados. Con estas mejoras ganamos en flexibilidad, operatividad y comodidad en general.

Se demandan espacios versátiles que se adapten a las necesidades del momento. En ocasiones las empresas plantean aprovechar estos cambios para reducir metros cuadrados de su oficina y costes. ¿Qué sucedería si tenemos que convocar a toda la plantilla y no hemos contemplado un hueco para que se pueda sentar y trabajar el equipo completo? No es una pregunta alejada de la realidad, pues la idea de una buena parte de las empresas es retomar las condiciones laborales que había con anterioridad al tsunami provocado por la pandemia. Nuestra recomendación es no tomar decisiones precipitadas sobre el tamaño de las oficinas y no reducir espacios sin antes hacer una reflexión y una evaluación.

El diseño de las oficinas ocupa hoy más que nunca una parte importante de la cultura corporativa. Con la vuelta escalonada a las oficinas, valoremos y contemplemos los espacios de trabajo seguros del siglo XXI. Es nuestro compromiso, se lo debemos a la ciudadanía y especialmente a los empleados que afrontan el día a día con la mejor de sus actitudes.

B-Exclusives

Latest news