miércoles, julio 8, 2020
Inicio Compañías Nyesa se desp...

Nyesa se desploma en Bolsa tras entrar de nuevo en causa de disolución

Las acciones de la promotora han llegado a caer hasta un 50% tras revelar que los problemas del proyecto Narvskaia en Rusia le han provocado un deterioro de 45,6 millones de euros en sus cuentas.

Infografía del proyecto ruso de la inmobiliaria cotizada.

La inmobiliaria cotizada Nyesa ha llegado a experimentar en algunos momentos una caída de hasta el 50% de sus acciones en Bolsa tras anunciar que problemas con la financiación de uno de sus proyectos inmobiliarios estrella, en Rusia, la sitúa de nuevo al borde de la quiebra.

En concreto, la inmobiliaria española ha revelado que su proyecto Narvskaia le han provocado un deterioro de 45,6 millones de euros en sus cuentas de 2019. Con este deterioro, el patrimonio neto al cierre de este ejercicio de Nyesa es negativo en 10,1 millones, tras deteriorar el valor del proyecto ruso de rehabilitación en 45 millones de euros, lo que llevaría a situar a la compañía en causa de disolución.

Para hacer frente a ello, el Consejo de Administración de Nyesa ha acordado promover la presentación ante el Juzgado de lo Mercantil de una propuesta de modificación de su convenio de acreedores.

En paralelo, la empresa prepara un plan de viabilidad, con un nuevo planteamiento de quitas, y que a su vez incluirá una operación corporativa consistente en una reducción de capital mediante disminución del valor nominal de las acciones, junto con una ampliación de capital que revierta la situación de desequilibrio patrimonial.

El proyecto de Rusia

Nyesa ha explicado en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que uno de los puntos clave de su proyecto Narvskaia, -un complejo de edificios industriales situados en Moscú que preveía reconvertir a un proyecto mixto residencial, de oficinas y comercial-, era que el flujo de caja proyectado no preveía la necesidad de financiación adicional para el desarrollo del mismo.

La promotora planeó que con las ventas que se preveían se autofinanciaba, debido fundamentalmente a que se trataba de un proyecto de rehabilitación de un complejo ya construido y, por tanto, las unidades de venta se comercializarían como un producto cierto, extremo que «fue objeto de análisis y emisión de opinión por parte de consultores externos», argumenta.

Ante los cambios legislativos relativos al sector que se rumoreaban, la promotora contrató a la consultora CBRE, que en su estudio, emitido con fecha 16 de junio de 2020, les explicó que, como consecuencia de cambios legislativos en Rusia, el proyecto pasaba a requerir financiación.

En concreto, el cambio hacía referencia a que ya no resulta viable la autofinanciación del proyecto con cargo a los anticipos de clientes, y los promotores rusos tienen obligación de depositar en una cuenta garantizada los ingresos provenientes de las ventas, lo que impide su aplicación para sufragar gastos de construcción.

Acorde con las condiciones del mercado hipotecario ruso, iba a ser necesaria una ratio de apalancamiento no superior al 70%, y a un tipo de interés aproximado del 11%, por lo necesitaría de fondos propios que hacían inviable el desarrollo del proyecto Narvskaia en el corto plazo.

«El Consejo de Administración de la Sociedad guiado por un criterio de prudencia, ha decidido clasificar este activo como una inversión inmobiliaria y deteriorar su valor por la diferencia entre el valor del proyecto de desarrollo que estaba registrado y el valor de mercado del activo en base al uso que tiene actualmente», precisan en el comunicado. El resultado: un deterioro de 45,6 millones de euros del valor de la inversión financiera de la sociedad.

Resultados

Nyesa cerró 2019 con una cifra de negocio de 5,72 millones de euros, frente a los 22,2 millones obtenidos un año antes.

En el último año, la compañía ha logrado reducir sensiblemente los gastos de explotación (pasando de 68,8 millones a 27 millones) y los gastos financieros a casi la mitad, lo que le ha permitido reducir sus pérdidas netas hasta los 24,6 millones de euros, frente a los 52,45 millones de 2018.

B-Exclusives

El precio de la vivienda en Madrid sube más del 45% en cinco años

La vivienda promedio costaba 295.927 euros en la capital española a finales de marzo, frente a los 165.280 euros que se pagó de media en España.

¿Cuánto cuestan los alquileres de su zona según la estadística del Gobierno?

El mapa elaborado por Brains RE con los datos del índice del Ministerio de Fomento revelan cuáles son los precios del alquiler en cada municipio de España, con bastante diferencia respecto a otros indicadores.

Así son las zonas con las viviendas más caras de España

25 localidades españolas registraron operaciones de compraventa de vivienda por encima de 3.300 euros el metro cuadrado durante el primer trimestre, en una lista donde figuran hasta ocho municipios baleares.

Las transacciones de vivienda alcanzan valores máximos de los últimos 8 años

Las viviendas transaccionadas en el primer primer trimestre de 2020 registraron precios máximos de los últimos ocho años, con 1.747 euros el metro cuadrado, con cuatro comunidades copando el 70% del volumen total.

Latest news

BNP Paribas lanza un fondo especializado en activos de salud con una inversión de 1.000 millones

La entidad bancaria lanza un Fondo de Propiedades para la Atención de la Salud en Europa (HPF Europe), con un compromiso de capital inicial de cerca de 200 millones de euros.

Antonio Martín Jiménez, de Grupo Avintia, presidirá la Comisión de Innovación de Rebuild 2020

Rebuild 2020 celebrará su tercera edición del 29 de septiembre al 1 de octubre en Barcelona.

El Ayuntamiento de Madrid pone en marcha un asistente ‘virtual’ de licencias

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, y el delegado del Área de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, presentan este miércoles una herramienta informática para el día a día de los trámites urbanísticos.

Servihabitat aleja una recuperación ‘rápida’ a 2021, con caídas del 5,7% en el precio de la vivienda

El inmobiliario se consolida, en su opinión, como un valor refugio para los inversores, con retornos de hasta el 8%, superior al bono a diez años, los fondos de inversión o pensiones o el Ibex-35.