InicioCompañíasMerlin y San ...

Merlin y San José logran la primera victoria en la batalla de Madrid Nuevo Norte

La Cámara de Comercio de Madrid ha concedido las medidas cautelares solicitadas por Merlin y San José, anulando por el momento el cambio de los estatutos de DCN que realizó BBVA.

Continúa la batalla entre los socios de Distrito Castellana Norte (DCN) por el derecho de compra preferente. La corte arbitral de la Cámara de Comercio de Madrid ha concedido las medidas cautelares solicitadas por Merlin y San José, anulando por el momento el cambio de los estatutos que realizó BBVA -socio mayoritario- para eliminar el derecho de tanteo de los socios minoritarios.

En concreto, esta decisión suspende los acuerdos alcanzados en la junta de accionistas de Distrito Castellana Norte por apariencia de buen derecho y peligro de incumplimiento en caso de retraso en la adopción de la medida, según informa Expansión

Esta decisión la ha adoptado un árbitro de emergencia de la Cámara, puesto que todavía no ha empezado el proceso principal, ni se ha elegido árbitro. Además, en el escrito se especifica que las costas correrán a cargo de la entidad financiera.

No obstante, este movimiento es tan solo el primer paso dentro de la batalla entre los socios de la promotora de Madrid Nuevo Norte. La polémica comenzó en abril cuando BBVA comunicó a los otros socios su intención de modificar los artículos 6 y 9 de los estatutos con el fin de eliminar las restricciones a la libre transmisibilidad establecida en dichos artículos.

El cambio de los citados artículos fue aprobado porque que la entidad bancaria cuenta con tres cuartas partes del derecho de voto en DCN. En concreto, BBVA es el máximo accionista de la sociedad con un 75,54% de su capital.

Arbitraje de derecho

No obstante, Merlin y San José -socios minoritarios- no aceptaron esta limitación de sus derechos como accionistas de DCN. De hecho, ya lo dejaron claro en un consejo previo a la junta, en el que los representantes de la Socimi y la constructora votaron en contra de este cambio.

Ahora, el desencuentro entre socios se dirimirá ante la Corte de la Cámara de Comercio de Madrid, con un arbitraje de derecho, lo que supone que la resolución deberá resolver el conflicto basándose en criterios jurídicos y legales y que la resolución será de obligatorio cumplimiento para las partes.

La Socimi entró en el capital de la sociedad Distrito Castellana Norte (DCN) en octubre de 2019, al adquirir casi un 14,5% (14,46%) del porcentaje accionarial de la constructora Grupo San José por 168,89 millones de euros.

Con la compra, se hacía también con el derecho de adquisición preferente que recogen los estatutos de DCN. Lo que significa que si BBVA acuerda un precio de venta a un tercero, Merlin puede igualar el precio y comprar las acciones de la entidad. La cotizada ya había intentado negociar con el banco la posible adquisición de su participación mayoritaria.

El CEO de Merlin Properties, Ismael Clemente, reafirmaba hace unos días el compromiso de la Socimi, pese al conflicto entre los accionistas de DCN y desvelaba que invertirán casi 800 millones en el proyecto.

 

B-Exclusives

Latest news