InicioSocimisMerlin reduce...

Merlin reduce su beneficio un 36% hasta marzo y amplía las bonificaciones a sus inquilinos

La Socimi gana 38,6 millones en el primer trimestre, un 36% menos, por la venta de activos y las provisiones por Covid que tendrá un impacto en su política comercial menor del previsto.

Complejo oficinas Vía Norte en Madrid de Merlin Socimi

Nuevas medidas, provisiones y un impacto menor en su política comercial. Así encara Merlin Properties la crisis generada por el Covid-19 y que ha supuesto el cierre de la mayoría de sus inquilinos de sus inmuebles comerciales.

A pesar de ello, Merlin ha logrado hasta marzo unos ingresos de 131,8 millones de euros, un 0,6% menos, mientras que las rentas brutas después de incentivos se sitúan en 123,3 millones, un 2,6% menos.

La Socimi fue de las primeras inmobiliarias en España en aplicar bonificaciones a sus inquilinos y condonó el 100% de la renta a todos los comercios y hoteles afectados por el cierre decretado en el estado de alarma. Según ha comunicado ahora en la presentación de resultados del primer trimestre, la crisis del Covid-19 ha afectado al 89% de los negocios de sus centros comerciales y también al 3% de oficinas, mientras que en logística no ha habido impacto. De ellos, el 100% de los inquilinos de oficinas se han acogido las bonificaciones mientras que en el caso de centros comerciales, lo han aceptado menos del 85%.

Hasta marzo, el ebitda de Merlin se situó en 103,9 millones de euros, un 1% menos, mientras que el beneficio neto fue de 38,6 millones de euros, un 35,7% menos. La Socimi liderada por Ismael Clemente explica el descenso al «cambio de perímetro tras las ventas de las carteras Juno y Mercury que hace que el trimestre no sea comparable a 2019″. Así, destaca que «excluyendo atípicos, el beneficio neto ordinario asciende a 62,3 millones«, lo que supondría un incremento like for like del 3,5%.

Junto a las medidas ya implantada, la compañía ha anunciado que mantendrá las ayudas a los inquilinos de sus inmuebles una vez que reanuden su actividad, ya que ésta se verá afectada por las medidas para controlar la pandemia. Así, a las bonificaciones ya planteadas, la compañía ha diseñado una nueva política comercial para el periodo post-Covid que incluye una bonificación parcial. No obstante, Merlin asegura que «el impacto de la política comercial será menor que el proyecto originalmente».

Asimismo, Merlin ha dejado en suspenso el pago de parte del dividendo de 2019, con el fin de preservar su caja, lo que ha supuesto un impacto de 81 millones de euros. También ha reducido el salario de su cúpula directiva.

A 31 de marzo, la deuda neta de Merlin era de 5.103 millones, con un LTV de 40,1%, 47 puntos básicos menos que en diciembre de 2019. La compañía no tiene vencimientos de deuda hasta 2022. Los activos de la inmobiliaria están valorados al cierre del último ejercicio en 12.716 millones de euros.

B-Exclusives

Latest news

300x600px fellow