InicioMercadoMadrid revisa...

Madrid revisa 400 edificios susceptibles de protección por su arquitectura y características

La determinación de los bienes y elementos que van a formar parte del catálogo precisa de un minucioso estudio de las características históricas y arquitectónicas y del estado de conservación de los bienes o elementos.

iglesia nuestra senora de la merced madrid
Basílica parroquia hispanoamericana Nuestra Señora de la Merced, uno de los edificios a revisar

El Área de Desarrollo Urbano, que dirige Mariano Fuentes, ha impulsado la revisión de cerca de 400 edificios o espacios que actualmente no están incluidos en el Catálogo de Bienes y Espacios protegidos pero que por sus características, pueden ser susceptibles de algún tipo de protección.

De tal forma que se puedan incluir ejemplos de la arquitectura industrial y contemporánea, que hayan contribuido a configurar la imagen de Madrid en el siglo XX para poner en valor ese patrimonio de la ciudad.

Se destinarán 700.000 euros a la revisión del catálogo

Para ello, la Junta de Gobierno ha acordado este jueves autorizar el contrato de servicios de actualización de datos y valoración de edificios y espacios para la revisión de dicho catálogo, que tendrá un gasto plurianual de 700.000 euros, IVA incluido, distribuidos en tres años, 30.000 euros en 2020; 350.000 euros en 2021 y 320.000 euros en 2022, según ha anunciado la portavoz municipal, Inmaculada Sanz.

Entre las construcciones a valorar se encuentra el edificio de Catalana-Occidente, situado en la plaza de Emilio Castelar y construido en 1975; el Colegio Asunción, diseñado por Miguel Fisac en 1965 y ubicado en el kilómetro 7,8 de la carretera de Burgos y la basílica parroquia hispanoamericana Nuestra Señora de la Merced, en la calle General Moscardó, 23, cuyos autores son Francisco Javier Sáenz de Oiza y Luis Laorga.

La decisión precisará de un minucioso estudio de cada edificio

La determinación de los bienes y elementos que van a formar parte del catálogo precisa de un minucioso estudio de las características históricas y arquitectónicas y del estado de conservación de los bienes o elementos. Los servicios que tendrá que prestar el adjudicatario del contrato serán: ralizar trabajos de campo, un análisis histórico, y una propuesta de valoración y actuación general y pormenorizada

Además de los 400 espacios nuevos susceptibles de ser protegidos, también se analizarán los edificios actualmente incluidos en el Catálogo del Plan General de 1997 o en modificaciones posteriores, por si fuera necesario realizar algún cambio. El plazo de ejecución de estos trabajos, una vez licitado el contrato, será de 24 meses prorrogable por 12 meses más.

B-Exclusives

Latest news