InicioMercadoLos dueños de...

Los dueños de locales de Barcelona cambian los contratos de alquiler tras la nueva ley

Esta ley supone reducciones de hasta un 50% de la renta de un activo arrendado por un establecimiento afectado por la prohibición temporal de abrir o por las limitaciones de horarios o aforo, siempre que no se haya llegado a un acuerdo privado entre las partes.

Barcelona 2

Desde la madrugada del pasado viernes, está en vigor el decreto ley aprobado por el Consell Executiu de la Generalitat por el que interviene en el mercado del alquiler en Cataluña. Se trata de una medida que intenta ayudar al comercio y la hostelería a paliar el impacto económico de las restricciones por la crisis del coronavirus.

Esta ley supone reducciones de hasta un 50% de la renta de un activo arrendado por un establecimiento afectado por la prohibición temporal de abrir o por las limitaciones de horarios o aforo, siempre que no se haya llegado a un acuerdo privado entre las partes.

La ley aplica para los contratos de arrendamiento firmados a partir del 1 enero de 1995 y podrá ejercerse mientras duren las medidas de restricción que impiden la apertura de establecimientos, incluidos aquellos casos en los que se sirvan comidas a domicilio (Artículo 2, c).

La reducción de precios ya se contemplaba

Esta tendencia a la reducción de precios en los contratos ya se venía produciendo desde la reactivación el mercado en el mes de junio, cuando ya se comenzabas a firmar contratos con rebajas de hasta el 50%. De tal forma que los propietarios pudieran recibir ingresos cada mes, en lugar de tener el local cerrado, señala la consultora Labordet Marcet.

Además, en algunas de estas operaciones, se han introducido cláusulas en las que se establecen variables de entre un 13% y un 20% sobre la facturación neta mensual del inquilino y que también estarían sujetas al nuevo decreto ley (Artículo 2, a). Si ese porcentaje es mayor a la renta mínima garantizada que se haya acordado, el propietario tendrá derecho sobre el excedente.

Por ejemplo: si un restaurante debe hacer frente a una renta mínima mensual de 10.000 euros y el 20% (o el porcentaje pactado en los variables) de su facturación neta en septiembre fue de 12.000 euros, el propietario tendrá derecho a percibir otros 2.000 euros en concepto de variables. Por tanto, la relación sinérgica que existe entre ambas partes del mercado es fundamental para el éxito de las negociaciones privadas de los contratos en este contexto de crisis y cierre de establecimientos.

La duración de los contratos también ha variado

Por otra parte, la duración de los contratos también se ha visto afectada debido a la crisis del coronavirus. En estos momentos los propietarios de locales ubicados en segundas o terceras líneas comerciales alcanzan acuerdos con las empresas sustancialmente más cortos, pasando de los 10-15 años que se venían firmando hasta marzo, a contratos de entre 5 y 8 años.

“Superar esta crisis dependerá de la buena relación y negociación privada entre propietarios y arrendatarios. Las condiciones han cambiado y la forma de consumir también, por lo que es tan lógico como necesario que ambas partes del mercado se adapten al escenario COVID-19. Por un lado, los propietarios han de ser conscientes de que las empresas están sufriendo mucho y de que su facturación ha caído drásticamente; por otro, los inquilinos han de alcanzar acuerdos con la propiedad tratando de respetar al máximo el acuerdo contractual firmado”, indica Ángela Sánchez, directora de Retail de Laborde Marcet.

El retail barcelonés sigue siendo uno de los más rentables

El mercado de locales comerciales de Barcelona sigue siendo uno de los más rentables para la inversión.

Las previsiones de la compañía inmobiliaria es que los locales en buenas ubicaciones o posiciones estratégicas no registren grandes descuentos en el medio plazo, por lo que fondos, family offices e inversores privados ya vuelven a estar en búsqueda de bienes inmuebles con presupuestos de a partir del millón de euros para activos de retail.

Brainsre.com Plataforma de Big Data inmobiliario

mapa barcelona retail 1

Los datos proporcionados por la plataforma de Big Data Inmobiliario Brainsre reflejan cuáles son las zonas ‘calientes’ en el mercado de retail de Barcelona.

El distrito de Ciutat Vella es donde se concentran los precios más altos de alquiler de locales comerciales alcanzando los 37,5€/m2/mes en la zona de la Boquería y Las Ramblas. En segundo lugar, figuran los 35,3€/m2/mes que alcanzan los locales en la zona contigua al Palacio Real o incluso los 42,8€/m2/mes en Ronda de Sant Antoni.

El distrito del Ensanche es otro de los puntos calientes del retail con precios que alcanzan los 35,7 €/m2/mes, concretamente en la zona alta de Las Ramblas que cruza con la Diagonal.

www.brainsre.com

B-Exclusives

Latest news