InicioMercadoLos inmuebles...

Los inmuebles embargados vuelven a crecer después de siete años por el aumento de impagos

Los activos adjudicados que tienen en balance las principales entidades bancarias han ascendido a 26.853 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un alza del 0,3%.

shutterstock 158373344

La banca vuelve otra vez a incrementar su cartera de inmuebles embargados ante la escalada de los impagos y el frenazo en la venta de lotes al por mayor como consecuencia de la crisis del coronavirus.

En el primer semestre, las viviendas adjudicadas que tenían en balance los principales bancos ascienden a 26.853 millones de euros, lo que supone un alza del 0,3%. Un crecimiento que se ve limitado porque los tres grandes (Santander, BBVA y CaixaBank) lograron rebajar la cifra gracias a la comercialización llevada a cabo justo antes del estallido de la pandemia. También Abanca pudo disminuirla, según informa El Economista.

Aunque este aumento es ligero en su conjunto, rompe la tendencia de aceleración de limpieza del balance que el sector había venido experimentando en los últimos siete años.

El resto de entidades sí registró aumentos en la cartera, algunos de ellos, de manera más relevantes. Por ejemplo, Banco Sabadell la elevó en un 23%, hasta 1.460 millones, es decir, que tomó inmuebles por valor de 275 millones frente a diciembre del ejercicio pasado.

Santander: 8.100 millones en activos

Por su parte, Santander es la entidad que mantiene la mayor cartera de adjudicados, a pesar de que hace unos años se desprendió de todos los inmuebles heredados del Popular. La entidad presidida por Ana Botín cuenta con más de 8.100 millones en pisos, solares y acciones de promotoras. Por tamaño, es resaltable el volumen que aún suma Liberbank, que roza los 2.500 millones.

Los expertos del sector prevén que en los próximos meses esta tendencia continúe, debido a que se espera que la morosidad comience a aumentar tras el verano y no alcance su pico hasta finales de 2021.

En concreto, el sector tendrá que canjear deuda insolvente por garantías. En estas garantías destacan los activos inmobiliarios tanto de empresas como de las familias que pueden afrontar los pagos de las hipotecas.

Asimismo, los expertos consideran que la tasa de morosidad, que actualmente se sitúa por debajo del 5%, llegará al 12%. Algunos, incluso, la colocan en el entorno del 15% Los bancos, en cambio, son más optimistas y confían en que no alcance el 10%.

Para deshacerse de estos activos improductivos, las entidades trabajan para colocar de nuevo grandes carteras en el mercado.

B-Exclusives

Latest news